SAN YSIDRO.- “Yo llegué aquí a San Diego en el 2005, lavando platos y pisos; sí, con muchas ganas de hacer cosas, pero me miraba muy limitada”, expresó Araceli Ávila, fundadora del pequeño centro de cuidado infantil “Changuitos, Child Care”

Aracely formó parte de la Segunda Generación del Programa Microempresarial de Cuidado Infantil en el Hogar (MECF, por sus siglas en inglés), patrocinado por Southwestern College, pero hoy el programa ya no existe, al recortarse los fondos.

Con nostalgia, pero con admiración, Araceli recuerda que fue la entonces directora Cinthya Nagura, una mujer de origen asiático pero que siente un gran amor y respeto por la comunidad latina, la fundadora y promotora del programa.

Dijo que lo que más le impresionó de Nagura “es que siendo una persona asiática, hubiera abogado tanto por las (mujeres) latinas”.

“Había una necesidad muy grande”

“Ella se dio cuenta de que había una necesidad muy grande en la región respecto a proveedoras de cuidado infantil profesional; entonces el enfoque fue que hubiera un buen servicio a la comunidad, especialmente para el cuidado infantil”, dijo.

Destacó que como miembros de la segunda generación “nos dieron una beca muy grande y un apoyo impresionante; además nos dieron apoyo por recibir la licencia (del estado de California), el extinguidor y hasta premios por portarnos bien y hasta ahora, todavía contamos con el apoyo de todos ellos”.

La entrevistada agregó, no obstante, que “Changuitos Child Care”-nombre que afirmó le dio por la tendencia natural del ser humano a imitar a los demás- no la abrió al terminar su entrenamiento en 2006, sino hace cuatro años, “pues me dediqué a dar clases de música en guarderías y preescolares, aunque siempre estuve en contacto con los niños”.

María Esperanza otra integrante de esa generación también adoptó el bombre de su guardería infantil “Delfines Exploradores”, dijo, “porque siempre me han gustado los delfines , pues son muy inteligentes y los niños también lo son, además de muy inquietos y siempre andan queriendo explorar”.

Ya cumplió una década

Pero María ya cumplió el 7 de julio de este año, una década de que le autorizaron la licencia y que opera su propia guardería.

La madre mexicana, de 3 hijos y un esposo que, afirmó, la ha respaldado siempre como emprendedora, nació en la Ciudad de México, pero su padre es originario de Aguascalientes y su madre, de Michoacán, México.

“Siempre nos hemos apoyado en lo que queremos trabajar o emprender”, indicó María, quien dijo el haber trabajado antes de operar su propia empresa de cuidado infantil en otras guarderías “me sirvió demasiado, pues ahí me di cuenta de los conflictos que se ocasionaban entre los niños de las guarderías que cuidaba y sus familias, y de qué hacer para que mis hijos me ayudaran y comprendieran este trabajo” .

Pero no sólo el South Western College ha sido una invaluable escuela de fructífero entrenamiento para estas mujeres que se han integrado a la red Proveedores Unidos de San Diego, sino la organización no lucrativa YMCA, pues las dos entrevistadas coincidieron en la importancia que para ellas ha tenido la instrucción sobre cuidado infantil que la misma ha impartido.

“Es necesario estar en un continúa actualización”, coincidieron Aracely y María.

Revive de sus cenizas, como el Ave Fénix

Alba Muñoz, ex coordinadora e instructora del desaparecido programa y actualmente integrante del equipo Childcare Resource Service de YMCA en Mission Valley destacó que “la Camara de Comercio Electrónica (ECommerce) y Tayde Aburto les dio varios cursos de capacitacion en mercadotecnia”

“Y así,han seguido ofreciendo capacitación en español y en diferentes temas y más proveedoras se han unido al grupo. El grupo tiene aproximadamente 60 proveedoras activas y como 25 de ellas fueron graduadas del programa MEFC. El grupo tienen, además, dijo, una página en el Facebook Proveedoras Unidas de San Diego que ha estado reclutando mas proveedoras de todas las área de San Diego”, afirmó.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com