SAN DIEGO.- Los miembros de la Junta de Supervisores del Condado de San Diego ampliaron el plazo del estado de emergencia decretado a consecuencia del brote de hepatitis “A” en la región.

El último reporte ofrecido los funcionarios de salud del condado indica que la cifra de casos relacionado con el brote es de 561, lo que representa 15 casos más que el emitido el 14 de noviembre, aunque no se han contabilizado más muertes por este motivo.

Como se recuerda el 6 de septiembre, la Junta de Supervisores del Condado de San Diego acordó la primera declaración de emergencia (aunque la Agencia de Salud y Servicios Humanos (HHSA, por sus siglas en inglés) lo hizo desde el día 1 de ese mes).

Se observó entonces que aproximadamente más un 60 por ciento de los casos presentados correspondía a personas desamparadas y que no cuentan con un hogar y servicios públicos.

Como medida de prevención, las autoridades del condado una estrategia que descansa sobre tres ejes: inmunización, saneamiento y educación.

Antecedentes

Dos semanas más tarde el gobernador Jerry Brown anunciaba la declaración estatal de emergencia ante la crisis que el brote de emergencia representaba, pues la hepatitis había cobrado 18 vidas en San Diego e infectado a cerca de 600 personas, en su mayor parte del condado.

Asimismo, la secretaría estatal de Salud, Karen Smith, informó entonces que se habían distribuido unas 80 mil vacunas para adultos, pero reconoció que hacia falta más inmunizaciones para enfrentar el brote apropiadamente.

También el gobierno de la ciudad de San Diego anunció el arranque de una campaña de esterilización de calles y banquetas, que es llevado a cabo por la HHSA.

‘Los homeless’, población de riesgo

Para la primera semana de octubre, el gobierno de la ciudad de Chula Vista, una comunidad donde continúa creciendo la presencia de ‘homeless’ en las calles, confirmaba que se habían detectado 17 casos confirmados de hepatitis “A”, por lo que hicieron trabajos de limpieza y lavado en 13 ubicaciones de la ciudad, incluidos los cinco partes de esa comunidad: Lauderbach, Harborside, Bay Boulevard, Memorial y Orange.

De acuerdo con las autoridades de salud del condado, la mayor cifra de casos ocurridos se produjo en la primera semn de septiembre.

El doctor Eric McDonald, Oficial de Salud Pública del Condado de San Diego dio a conocer en conferencia de prensa que el reporte más reciente las últimas 11 semanas) muestra una tendencia general a la baja en la cifra de casos de hepatitis, presentados, apuntó.

“Vamos en la dirección correcta”, dijo.

Al lunes 27 de noviembre, los servicios de salud del Condado de San Diego informaron que habían suministrado 105 mil 482 vacunas contra la hepatitis ‘A”.

En conjunto con el gobierno municipal de San Diego se indicó que el público que requiera información sobre la enfermedad y la vacuna llamar al 211 o acudir al sitio 211sandiego.org

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com