SAN DIEGO.- Con el paso de los años el sentido de la vista se debilita hasta el punto de que puede terminar en ceguera total si no se atiende adecuadamente. Una de sus principales amenazas es el glaucoma.

El glaucoma es un grupo de enfermedades del ojo que dañan el nervio óptico. Cerca de tres millones de personas en Estados Unidos lo padecen y un alto porcentaje de ellas lo ignoran. Es la segunda causa de ceguera en este país.

De acuerdo al sitio de Internet del hospital Sharp a menudo la persona con glaucoma no desarrolla los síntomas tempranamente.

Los especialistas han corroborado que cualquiera puede padecer la enfermedad.

Se recomienda, a partir de los 40 años, practicarse un examen de la vista. Una detección oportuna le ayudará a determinar cómo se encuentran sus ojos y en caso de detectarse el glaucoma recibir el tratamiento adecuado.

Los síntomas suelen presentarse cuando el glaucoma se encuentra en etapas avanzadas. Estos pueden ser: visión borrosa, pérdida de la visión lateral o periférica, tener un cierre angular agudo que produce un aumento repentino en la presión del ojo.

Además, puede experimentar dolor de ojo severo, halos de colores alrededor de las luces, pérdida transitoria de la visión y dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

Los factores de riesgo incluyen ser mayor de 60 años, ser afroamericano o hispano, tener antecedentes familiares con la enfermedad, padecer diabetes y presión arterial alta o muy baja.

Desafortunadamente, la pérdida de visión por glaucoma es irreversible, sin embargo, de atenderse debidamente puede retrasarse la progresión de la enfermedad.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com