SAN DIEGO.- Los regidores de San Diego, Georgette Gomez y David Alvarez, así como el alcalde Kevin Faulconer y el asambleísta Todd Gloria (D-San Diego), se pronuncian a favor de una iniciativa para la construcción de viviendas próximas a las centros de transporte público.

La iniciativa, conocida como California’s Sustainable and Affordable (CASA, por sus siglas en inglés), es patrocinada por el gobierno y el concilio de la ciudad de San Diego y pretende “posibilitar que las jurisdicciones locales estimulen la construcción de unidades de vivienda accesible en áreas prioritarias para el transporte.

Se informó que este es parte de un programa estatal con el que se busca hacer frente al problema que representa la escasez de vivienda accesible en ciudades como San Diego.

Para revelar detalles sobre esta iniciativa, se programó una reunión que tendría lugar el miércoles 14 de febrero y al que asistirían los funcionarios mencionados.

Demanda dinero

Asimismo, el asambleísta Todd Gloria (D-San Diego) llamó a los legisladores a que se apruebe la asignación de 1 billón de los 6.1 billones excedentes en el presupuesto estatal para que se destinen a la búsqueda de solución a la crisis de vivienda e indigentes de California.

“La crisis de vivienda en California es el problema más apremiante que enfrenta nuestro estado. Todos los días, nuestros residentes sienten su impacto y son testigos del desamparo crónico al que contribuyen en su comunidad. Tenemos que hacer absolutamente más “, dijo el asambleísta Todd Gloria.

El reciente brote de Hepatitis A y el hecho de que 1,7 millones de californianos están agobiados por el alquiler pone de relieve exactamente por qué esta es una inversión necesaria e importante para California”, advirtió el legislador.

Altos costos de vivienda y bajos ingresos, predominan

Por su parte, Alor Calderón, director de The Employees Rights Center (ERC) coincidió que sin duda los altos precios de la vivienda accesible y los bajos salarios de los trabajadores son los dos grandes problemas que enfrenta la comunidad de San Diego.

Señaló que “estamos en un momento en el que el salario de los trabajadores no han incrementado, aunque las ganancias corporativas y el aumento al pago de bonos a personas que están en el nivel alto han mejorado mucho”.

“Hay una división de mundos, algunos que se están beneficiando de una forma increíble, casi insospechablemente alta y los que están trabajando a salario mínimo; los que están teniendo que tener dos o tres trabajos, a los que les están quitando protecciones a nivel federal”.

Salarios estancados

Al señalar que los trabajadores sufren bajas de salarios, en términos reales que no han cambiado desde hace 25 años, pese a que el índice de inflación sea bajo, de alrededor de 1.5% anual.

Indicó que aunque es importante que en California se hayan incrementado los salarios para trabajadores a $15 para el año del 2022, cuando se llegue a esa fecha, nuevamente el poder adquisitivo se quedará por detrás de los precios.

Ejemplificó que en el caso del costo de la vivienda, es evidente que un trabajador que percibe $20 o 30 mil no puede comprar una casa cuyo costo promedio mínimo es de $1,800 a $1,900 mensuales en adelante.

Indicó que en el año se le agotaría todo el ingreso y consideró que la falta de vivienda y los altos precios de las rentas de apartamentos es uno de los tres problemas más serios que enfrenta la comunidad de San Diego. “Y esta no es mi opinión, sino de las personas que nos visitan en el ERC”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com