SAN DIEGO.- La Agencia de Servicios Humanos y de Salud del condado insta a las embarazadas a vacunarse contra la tos ferina, en tanto que funcionarios de salud se preparan ante una posible epidemia del virus basada en patrones históricos.

La oficial de salud pública del condado, Wilma Wooten, dijo que es primordial que se vacunen contra la tos ferina aquellos que forman parte de este grupo de la población así como quienes están en contacto con bebés.

“Los recién nacidos son muy susceptibles a la tosferina porque son demasiado jóvenes para vacunarse y vital que las mujeres que van a dar a luz se vacunen en el tercer trimestre de gestación para proteger a sus bebés por nacer”, señaló.

La tosferina es una enfermedad cíclica que alcanza su punto máximo entre cada tres y cinco años y las últimas epidemias se registraron en 2010 y 2014. El año pasado, San Diego confirmó mil 154 casos, el más alto de todos los condados de California.

El número de casos en 2017 fue el tercero más alto de San Diego en más de 40 años, superado solo por los años epidémicos de 2010 y 2014, cuando se registraron mil 179 y dos mil 72 casos, respectivamente.

En lo que va de 2018 se han registrado en la región 56 casos.

La última muerte por tos ferina en San Diego de que las autoridades tienen información fue la de una niña de cinco semanas en julio de 2016.

En 2017, uno de cada cinco casos tenía menos de tres años y el 52 por ciento tenía entre 10 y 17. La edad promedio de todos los casos fue de 13 años.

Por su parte el especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Rady Children’s Hospital en San Diego, Mark H. Sawyer, dijo que cada año se hospitalizan un número significativo de bebés y es preocupante.

“Estas hospitalizaciones se pueden prevenir si las mujeres embarazadas se aseguran de que estén inmunizadas durante el embarazo para proteger a sus bebés a partir del primer día de vida”, agregó.

Un caso típico de tos ferina comienza con tos y secreción nasal durante una a dos semanas, seguidas de semanas o meses de accesos rápidos de tos que a veces terminan con un sonido agudo. La fiebre, si está presente, generalmente es leve. Los antibióticos pueden disminuir la gravedad de los síntomas y prevenir la propagación de la enfermedad a otros.

Los niños pequeños necesitan cinco dosis de la vacuna los 2 meses, 4 meses, 6 meses, 15 a 18 meses y 4 a 6 años.

Todos los estudiantes que ingresan al séptimo grado necesitan prueba de vacunación contra la tos ferina (Tdap).

Se recomienda un refuerzo Tdap para las mujeres embarazadas durante el tercer trimestre de cada embarazo, incluso si recibieron un refuerzo antes de quedar embarazadas.

También deben vacunarse los adultos mayores de 19 años que no fueron inmunizados previamente.

Para obtener más información visite el sitio de Internet sdiz.org o llame al (866) 358-2966.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com