SAN DIEGO.- De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud la cefalea tensional es el tipo de dolor de cabeza más frecuente entre la población y se presenta en el 80 por ciento de los casos.

La cefalea tensional se percibe como una sensación opresiva en ambos lados de la cabeza, quienes la padecen la describen como si sintieran una banda muy ajustada en la frente.

El portal de Internet Informe21 describe que este tipo de dolor se produce por una tensión nerviosa o contracción muscular, como respuesta al estrés o ansiedad, además de permanecer mucho tiempo en una posición incomoda o incorrecta del cuerpo.

También, el mantener la vista fija durante mucho tiempo, utilizar una graduación incorrecta de los lentes y llevar una alimentación no adecuada, pueden causar cefalea tensional.

Este tipo de dolor de cabeza suele acompañarse con rigidez en el cuello, los hombros y la nuca.

Dependiendo de la severidad y persistencia, la cefalea puede ser ocasional o crónica.

A diferencia de la migraña, que es otro tipo de dolor de cabeza donde se desencadenan las náuseas, vómitos y alteraciones sensoriales, el dolor de la cefalea tensional es más intenso y con síntomas distintos.

El 99 por ciento de las veces la cefalea tensional es leve o moderada por lo que las personas pueden continuar realizando las actividades rutinarias en el trabajo o el hogar y las carácter físicas como el ejercicio.

Especialistas indican que un tratamiento para manejar terapéuticamente el padecimiento son los analgésicos que no requieren receta médica como el Acetaminofén.

Este medicamento llega hasta el sistema nervioso central haciendo efecto para tranquilizar el dolor.

Sin embargo, los doctores aconsejan usar estos analgésicos por no mas de 10 días seguidos sin que un médico especialista lo revise. Y en caso de llevar el tratamiento por no más tiempo de lo recomendado, el paciente se deberá revisar periódicamente con exámenes para la función hepática y sanguíneos.

Si padece de cefalea tensional mientras está en casa puede tomar un baño frío o caliente para aliviar el dolor. Después debe dormir en una habitación tranquila con un paño frío en la cabeza. Y se recomienda aplicar un masaje suave en los músculos de la cabeza y frente.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com