SAN DIEGO.- Sabemos que en la actualidad el ritmo de vida acelerado nos lleva a optar por las comidas rápidas fuera de casa y productos enlatados y con preservativos, sin embargo, debemos hacernos tiempo para organizarnos y alimentarnos adecuadamente para evitar enfermedades.

A lo largo del día se suelen cometer muchos errores en cuando a la alimentación y se agrava con el paso del tiempo si lo repetimos diariamente, provocando que sea un riesgo para nuestra salud.

De acuerdo a información obtenida por el sitio de Internet Hola! USA a continuación te damos a conocer algunos de estos errores más frecuentes con el propósito de que pienses en tu salud y por ende evites cometerlos.

  1. Improvisar. Es aquí donde surgen las comidas precocinadas, para llevar y los bocadillos. Es de suma importancia evitarlos debido a que contienen altas dosis de grasas saturadas que se reflejan en problemas de salud.

  2. Elegir “a la carta. Se refiere a comer “lo que te gusta” y no lo que en verdad necesitas. Muchos platillos carecen de los nutrientes indispensables que sí está presentes en el pescado, la carne, los lácteos y los cereales.

  3. Saltarse el desayuno. Bien dicen que esta comida es la más importante del día y existe un hábito entre la población que cree que evitando el desayuno bajará de peso rápido. Recuerda que este aporta la energía necesaria para el resto del día.

  4. Comer a deshoras. Si te alimentas en horas no oportunas, tu sistema digestivo se podría desregularizar lo que afectaría a tu organismo.

  5. Los refrescos. Ya habrás escuchado en repetidas ocasiones lo malo que son para el organismo los refrescos pero es probable que aún no lo dejes por el calor o el antojo o que bebas un refresco “light” pero estos de igual manera solo provocaran afectaciones en tu salud. Opta mejor por las infusiones con hielo o el agua natural.

  6. Comidas rápidas. Este representa uno de los errores más extendidos debido al peso de la rutina diarias. Casi existe una necesidad de llevar a la boca lo primero que encontramos a nuestro paso lo cual pone en riesgo nuestra salud.

  7. No ingerir frutas y verduras. Estos alimentos aportan vitaminas y minerales indispensables para el organismo. Los nutricionistas recomiendan comer dos o tres frutas y dos raciones de verduras al día.

  8. Consumir bebidas energizantes después de hacer ejercicio. Contienen un alto nivel de azúcar y sales minerales. Lo mejor será beber agua para reponerte del esfuerzo deportivo.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com