SAN DIEGO.- La Agencia de Servicios de Salud y Humanos del condado confirmó 708 nuevos casos de gripe, en comparación de 542 la semana previa.

“Afortunadamente, el aumento de nuevos casos esta semana fue una anormalidad en las disminuciones que hemos estado viviendo en las últimas semanas”, declaró en forma optimista la doctora Wilma Wooten, oficial de salud pública del condado.

Alertó, sin embargo, a no bajar la guardia ya que la temporada de influenza no ha terminado de manera oficial por lo que recomendó al público en general a tomar medidas preventivas y vacunarse.

A nivel nacional, la región de San Diego se encuentra entre las que experimentan una temporada de gripe particularmente fuerte. A la fecha han ocurrido 289 fallecimiento a causa de esta enfermedad. Durante la última semana murieron otras siete personas.

Para dar una muestra de la gravedad del brote de gripe baste mencionar que esta temporada se han confirmado 18,135 casos contra 4,473 de la anterior.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que todas las personas mayores de seis meses de edad se vacunen ya que aún no es demasiado tarde para contraer la gripe.

Las vacunas están disponibles en las oficinas de los médicos así como en las farmacias.

Quienes no cuentan con seguro médico pueden acudir a un centro de salud pública del condado para ser vacunados de manera gratuita. Una lista de ubicaciones está disponible en el sitio sdiz.org así como en el número telefónico 221.

La gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por los virus de la influenza. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede causar la muerte.

La influenza es diferente al resfrío. Por lo general, la influenza o gripe comienza de repente. Las personas contagiadas con esta enfermedad presentan algunos o todos los síntomas siguientes:

• Fiebre o escalofríos.

• Tos

• Dolor de garganta

• Mucosidad nasal o nariz tapada

• Dolores musculares y corporales

• Dolor de cabeza

• Fatiga (cansancio)

Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com