De los precandidatos demócratas a la Presidencia de Estados Unidos, uno de los más interesantes es sin duda el excéntrico multimillonario Tom Steyer.

Sustentado en lo que llama “Plataforma de 5 Derechos” que lanzó el 18 de julio en el estado de Ohio, definió en qué consisten: acceso sin trabas a la votación, al aire puro y el agua, la educación, un salario digno y la atención médica “para que cada estadounidense esté constitucionalmente protegido”.

Steyer, quien ha lanzado fuertes críticas al gobierno del presidente Donald Trump y ha sostenido en su campaña que debiera ser sujeto de juicio político, dijo que “crecí creyendo que el objetivo de nuestro país era ser libre, con la promesa de que todos podrían tener una buena vida por si mismos”.

Idealismo frente a la realidad

Sin embargo, reconoció, su idealismo chocó frente a la realidad:

“Pero con el tiempo”,  añadió, “vi a grandes corporaciones comprar nuestra democracia y establecer las reglas, por el bien de sus ganancias, no por el bien común. Los cabilderos corporativos manipularon el sistema, dejando a la mayoría de los estadounidenses aislados de sus sueños”.

Tom Steyer es un hombre convencido que “nadie, incluído las corporaciones, cabilderos o políticos no debieran violar o quitar estos “Derechos” para su propio beneficio” y como Presidente asegura que lucharía para asegurarse que los ciudadanos estadounidenses “sean reconocidos y protegidos”.

Desglose de los 5 Derechos

Y desglosó lo que abandera como los “5 Derechos” definiéndolos de la siguiente manera:

El derecho al voto igualitario: Una democracia sana depende de la participación más amplia posible. Todos deben tener la misma voz para exigir justicia a nuestro gobierno, y todos deben votar sin discriminación y sin barreras.

El derecho al aire y agua limpios: Toda persona tiene derecho a respirar aire fresco y beber agua limpia, libre de venenos industriales y las corporaciones no deben violar este derecho por el bien de sus ganancias.

El derecho a aprender. Sin acceso garantizado a una buena educación, no existe igualdad de oportunidades. Nuestro gobierno debe proteger el derecho de una educación pública gratuita y de calidad, desde el preescolar hasta la universidad y luego a la capacitación en habilidades.

El derecho a un salario digno: Nadie debe verse obligado a trabajar más de un empleo de tiempo completo sólo para sobrevivir, y nadie debe padecer que su incremento de salario se vea afectado por el aumento en el costo de la vida.

El derecho a la salud: La atención médica universal, debe ser un derecho, no un privilegio, para que todos tengan la oportunidad de vivir una vida saludable, y nuestro gobierno debe actuar para proteger los cimientos de nuestra salud, sostiene el precandidato Tom Steyer.

Critica al liderazgo Demócrata

El precandidato aplaudió el hecho que  “95 demócratas de la Cámara de Representantes defendieron audazmente la Constitución y votaron para proteger nuestra democracia”.

“Pero Nancy Pelosi y el liderazgo demócrata de la Cámara de Representantes”, consideró, “continúan fallando al pueblo estadounidense al no iniciar una investigación de juicio político. No hay ninguna duda de que el Señor Trump ha cometido infracciones imputables. Sus juegos políticos se burlan de los principios que han jurado defender y demostrar a todos los estadounidenses que el Liderazgo Democrático en la Cámara de Representantes no está dispuesto a hacerle frente. Si la colusión, las jaulas, los crímenes y la corrupción no son suficientes para que actúen los demócratas de la Cámara de Representantes, ¿qué tomará? Ponente Pelosi, por favor cambia de rumbo”.