GILROY , CALIFORNIA.-  Tras el trágico saldo de 4 personas muertas, entre ellas un niño, una adolescente y dos adultos, incluido el autor de los disparos, y más de una decena de heridos, que dejó el tiroteo en el llamado Festival del Ajo (Garlic Festival), continúa la conmoción en esta pequeña población localizada a dos horas de la ciudad de San Francisco y perteneciente al condado de San José, California.

El reporte policiaco revela que el incidente se produjo el lunes alrededor de las 17:41 p.m. de California, cuando se realizaba el tradicional festival al aire libre, que reúne a personas provenientes de distintos puntos del estado.

Entre las víctimas se encuentra el pequeño Stephen Romero, de solo 6 años de edad, así como la adolescente Keyla Salazar, de 13 años de edad y ambos de ascendencia latina.

Además de Stephen y Keyla, en el tiroteo perdió la vida Trevor Irby, un joven de 25 años de edad y quien también acudió, acompañado por su novia, al evento de tres días.

Se anticipó que el único sospechoso hasta fue identificado como Santino William Legan, de 19 años de edad, pero existían dudas si tuvo complicidad con alguien más.

Las autoridades policiacas confirmaron que William Legan hizo los disparos con una arma de alto calibre (AK-47), que habría comprador legalmente en una armería de Las Vegas, Nevada.

Coincidentemente, el hecho fatal más masivo que se recuerde ocurrió precisamente en Las Vegas, ocurrido en octubre del 2017, dejando como trágico saldo 59 muertos y 500 heridos. cuando un hombre disparó desde un cuarto de hotel disparando contra una multitud cuando escuchaban un concierto de música texana.

La Asociación de Gilroy Garlic Festival emitió un mensaje en el que afirma que “todos los miembros de la comunidad de Gilroy están devastados por el tiroteo…Nuestros corazones están con las víctimas, sus familias y todos los afectados por este horrible evento”.

Keyla Salazar, otra de las víctimas del tiroteo del Festival del Ajo. Foto-Cortesía: abcnews7.com