SAN DIEGO.- En la primera quincena de septiembre de este año, los miembros del Concejo de San Diego aprobaron, por 7 a 2 votos, a favor de establecer “una autoridad de poderes conjuntos para comprar y vender energía en competencia con empresas privadas como San Diego Gas & Electric”, al margen de monopolios.

Esto ocurrió a tres años de que el propio Concilio de San Diego aprobara, también por voto mayoritario, el llamado Plan de Acción Climática (CAP, por sus siglas en inglés), que fue adoptado por el gobierno de la Ciudad en 2015.

La votación colocó a San Diego en la mayor ciudad de Estados Unidos en ejecutar un programa de elección comunitaria de energía limpia, lo cual sirve como modelo para el resto del país.

Conforme a la declaración del mismo  “el plan de acción climática de la ciudad de San Diego tiene como objetivo de crear un San Diego más limpio para las generaciones futuras generaciones”.

De hecho, el plan municipal reviste tal importancia que en su esencia plantea “la transición de San Diego al 100 por ciento de la energía renovable y crear una nueva entidad de poderes conjuntos con ciudades de toda la región para ofrecer a los residentes la opción de energía más verde”.

Exigiría, asimismo,  “eliminar la mitad de todas las emisiones de gases de efecto invernadero en la Ciudad y apunta a que toda la electricidad utilizada en la ciudad, provenga de fuentes renovables para 2035”.

Políticas ambientales

El planteamiento original establece asimismo el compromiso por medio de “un paquete de políticas que beneficiarán el medio ambiente y la economía de San Diego. Ayudará a crear nuevos empleos en la industria de las energías renovables, mejorar la salud pública y la calidad del aire, conservar el agua, utilizar de manera más eficiente los recursos existentes, aumentar la producción de energía limpia, mejorar la calidad de vida y ahorrar dinero a los contribuyentes”.

El plan identifica los pasos que la ciudad de San Diego puede tomar para alcanzar los objetivos de 2035.

“La  lista incluye la creación de un programa de energía renovable; implementar un plan de cero residuos; y cambiar la política para que la mayoría de la flota de la Ciudad sean vehículos eléctricos”.

“Reducción de gases de efecto invernadero”

El Plan de Acción Climática ayudaría, en resumen, “a alcanzar los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero establecidos por el estado de California”.

Por todo ello, se destaca la importancia del 4to. Foro Anual de la Comunidad de Elección de Energía (4th Annual Community Choice Energy Forum 2019), organizado por Climate Action (Acción Climática) y efectuado la mañana del viernes 4 de octubre en la sala Neil Morgan de la Biblioteca Central de la ciudad de San Diego.

En lo general, empresarios, ambientalistas y políticos que asistieron como invitados al foro coincidieron en la importancia que se tome con la debida seriedad el riesgo que implica el cambio climático y la contaminación ambiental en California, y particularmente en la ciudad y el condado de San Diego.

Fue la regidora Monica Montgomery la encargada de abrir el foro y recordó el consenso mayoritario de los miembros del consejo para aprobar el CAP, hace tres años.

Mitigar impacto ambiental

La Oradora Principal fue Tony Atkins, presidenta Pro Tem del Senado de California y ex regidora de la ciudad de San Diego, quien alertó sobre la importancia de continuar promoviendo leyes que contribuyan a mitigar el impacto ambiental generado por el cambio climático en el estado de California.

La legisladora destacó la labor realizada por los miembros de la Campaña de Acción Climática para la ciudad de San Diego Climate Action Campaign y felicitó, de manera especial, a Nicole Capretz, directora ejecutiva de la misma.

Los Paneles abrieron con el tópico: “California’s Energy Climate Insecurity” (Energía de California e Incertidumbre Climática)  y la discusión  versó acerca de los mandatos o disposiciones legales de energía; la presión de la innovación en los recursos energéticos distribuidos y los nuevos movimientos para municipalizar, junto con las amenazas de la crisis climática que provocó incendios forestales y quiebras corporativas.

Recursos disponibles para el futuro

Preguntas relevantes –y que fueron seguidas con atención por los asisetntes al foro de este primer Panel fueron¿cómo se adaptará California para asegurar su futuro energético? ¿Qué problemas y políticas guiarán a California para construir un sistema resistente de energía 100% renovable?

Alternativas o soluciones a estos cuestionamientos fueron desarrollada por los panelistas David Hochschild , titular de la Comisión de Energía de California; Joshua Brock, director de Servicios al Cliente de Calpine Energy Services; Woody Hastings, Gerente del Programa de Energía de The Climate Center; Nick Chaset, presidente y CEO de East Bay Community Energy; Todd Gloria, Asmbleísta de California y Beth Vaughan, director de CalCCA.

“Encrucijada energética”

En el segundo Panel se planteó la actual postura de “San Diego en una encrucijada energética  y ¿cómo se resolverá la elección de la comunidad en San Diego?, entre los participantes del mismo estuvieron la regidora de San Diego, Georgette Gómez; la alcaldesa de la ciudad de Encinitas, Catherine Blakespear; el vice alcalde de La ciudad de Mesa, Bill Baber  y los concejales de Carlsbad y Chula Vista, Cori Schumacher y Steve Padilla.

Y las La respuesta a estas dos últimas pregunta llegaron en el tercer panel en el que tomaron parte el Supervisor Nathan Fletcher; Fabio Albano, vicepresidente de Technology, NanEnergy Inc.; Obadiah Bartholomy, Gerente de Distribución de Energía de SMUD Community Energy; Dar Hashempour, presidente y fundador de DH Green Energy y Alex Pugh, Gerente de Desarrollo de Hecate Energy.

En palabras del Supervisor Fletcher: “Los residentes (de San Diego) merecen la opción de escoger a quién quieren ellos comprar su energía. Nosotros hemos estado trabajando para traer la opción de selección de la energía de la comunidad”.