CIUDAD DE MÉXICO. – “Encontramos la forma de entendernos”, dijo el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, durante el acto de Firma del Protocolo Modificado al Acuerdo de Libre Comercio entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA), por sus siglas en inglés.

Tras más de un año de complicadas negociaciones y hasta asperezas, agudizadas hasta el extremo de pensar que no se iba a avanzar debido las exigencias impuestas por el presidente Donald Trump, los Negociadores Chrystia Freeland, por Canadá, Robert Lighthizier, por Estados Unidos y Jesús Seade, por México, se mostraron complacidos del resultado y anticiparon que esperan la ratificación del acuerdo por las legislaturas de los tres países de América del Norte.

Entre los temas claves y los que más presentaron desacuerdos en la mesa de negociaciones destacaron las relativas a la solución de controversias laborales, ambientales, protección de derechos a la propiedad intelectual y reglas de origen para la industria automotriz de las tres naciones del norte de América.

La viceprimera ministro de Canadá, Crystia Freeland destacó que el nuevo tratado de libre comercio se ha actualizado y modernizado para que responda a las necesidades del Siglo XXI y lo definió como “un tratado progresista” que protege a las familias, la clase trabajadora y la clase media, al tiempo que fomenta el empleo, el crecimiento económico y define las nuevas reglas del juego.

El subsecretario de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizier, por su parte, consideró que tal como estaba el antiguo Tratado de Libre Comercio “era desastroso”, pero se logró el mejor acuerdo de la historia.

Jesús Seade, nombrado por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, como jefe de negociaciones del equipo del país azteca, considero que uno de los grandes logros del acuerdo económico y comercial entre los tres países del área de América de norte fue haber coincidido en el arbitraje por panelistas y no por inspectores, lo que da mayor margen a una negociación, durante la discusión de controversias, en la que impere el diálogo y la comunicación entre las partes y no la confrontación.

Asimismo, el también Subsecretario para América del Norte destacó la inclusión de un Sistema de Certificación en Fronteras.

Por su lado, el presidente Andrés Manuel López Obrador recordó el momento en el que temas, como el de la energía, atoró las negociaciones y reconoció la postura de los legisladores de los tres países, quienes antepusieron, dijo, los intereses de las naciones a los personales y partidistas.

“Con los cambios transformadores que ganamos, los demócratas han logrado un acuerdo #USMCA que es infinitamente mejor para los trabajadores estadounidenses que los que originalmente propuso la Administración Trump”, escribió, por otra parte, en su cuenta de twitter. la congresista Demócrata y líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

En otra reacción a nivel local, Jerry Sanders, presidente de la Cámara Regional de Comercio dijo que “hoy marca un paso significativo hacia la realización del paso completo y la implementación de USMCA. 

“Como una región fronteriza con economías entrelazadas con economías entrelazadas basadas en casi un cuarto de siglo de libre comercio exitoso, reconocemos que la ratificación de USMCA es vital para fortalecer la prosperidad económica, aumentar los empleos y apoyar a las comunidades en ambos lados de la frontera. Instamos a nuestros líderes del Congreso a votar en apoyo de este acuerdo y apoyar el futuro exitoso de nuestra región”, agregó Sanders.