El comité judicial del congreso estadunidense investiga con intención de canelar el programa que ha enviado a cerca de 14 mil migrantes a Tijuana a esperar resultados a peticiones de asilo presentadas en San Diego.

Un grupo de legisladores del comité judicial y del subcomité de migración quiere cerrar el programa que en general ha enviado a más de 60 mil migrantes a ciudades en la frontera de México.

El comité advirtió que el programa que la administración del presidente Donald Trump implementó hace un año casi ha desaparecido los derechos de asilo y de garantizar juicios justos a los migrantes en las cortes.

Los legisladores indicaron que el programa Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), también conocido como “permanecer en México”, es derivado de la política de “tolerancia cero” con que la administración Trump criminalizó solicitantes de asilo y separó a miles de familias en la frontera.

El anuncio de la investigación lo hicieron conjuntamente el presidente del comité judicial, Jerrold Nadler; la presidenta del subcomité de migración, Zoe Lofgren; y varios legisladores de ese mismo subcomité, entre ellos Verónica Escobar, Sylvia García y Low Correa.

En una carta al secretario interino de Seguridad Interior (HSD), Chad Wolf, el grupo de legisladores demandó que se le entregue toda la información relacionada con MPP antes del 30 de enero.

La carta cuestiona que el HSD envía a esperar a zonas que el mismo gobierno estadunidense considera peligrosas.

“Hoy mismo hay 31 avisos de viaje activos para México, incluidas 5 advertencias en las que el Departamento de Estado aconseja explícitamente a los estadounidenses que no viajen. (Entonces) por qué esta administración está enviando niños y familias a áreas donde enfrentarán cierto peligro”, indicaron los legisladores.

Dijeron que inician la averiguación, porque “creemos firmemente que MPP es una política peligrosamente defectuosa, que amenaza la salud y la seguridad de los solicitantes de asilo legítimos, incluidas las mujeres, los niños y las familias, y debe abandonarse”.

“Ese programa ha eliminado casi por completo las protecciones de proceso judicial justo ya de por sí escasas para los solicitantes de asilo, como el acceso a un abogado, lo que reduce aún más la probabilidad de que los solicitantes de asilo legítimos puedan obtener asilo”, indicaron los legisladores del comité judicial.

“Además, el programa MPP obliga a las mujeres, los niños y las familias a permanecer en áreas que el mismo gobierno federal estadunidense reconoce como especialmente inseguras”, insistieron.

Exigen que se les entregue dentro de los próximos 15 días información específica acerca del número de migrantes en MPP, de familias y menores, desglosados por nacionalidades, que se indique a aquellos que ya iniciaron proceso de asilo, y a quienes se les negó el refugio se indique pro qué razones.

También pidieron toda la información respecto a las “cortes de carpas”, tribunales de migración instalados en tiendas de campaña desde las que los magistrados realizan audiencias virtuales.