CAMP PENDLETON.- En los 78 años de operación de Camp Pendleton, estas instalaciones no han estado exentas de conflictos y accidentes que involucran a Marines.

El caso más reciente conocido es el de la sentencia condenatoria a 24 militares acusados de tráfico de personas y delitos relacionados con la venta y distribución de drogas. Los acusados pertenecieron a la 1er. División de Marines y Servicios y la investigación correspondió al grupo de Investigación Criminal.

Ex militares involucrados en tráfico de indocumentados

La sospecha surgió cuando varios oficiales de la Patrulla Fronteriza, Sector San Diego, habría observado salirun vehículo que transportaba Marines de la autopista interestatal 8 y vuelto a reincorporar, en el punto que conecta al estado de California con el de Arizona, justo en un corredor identificado como de tránsito de inmigrantes de indocumentados, muy cerca de la frontera con Tecate, Baja California, México.

La portavoz de la división,  Mayor Kendra Motz, afirmó que nueve de los casos más extremos enfrentaron a Corte Militar, y ocho de ellos aceptaron haber incurrido en tráfico de indocumentados.

Nombres concretos

Asimismo, indicó la portavoz,  15 marines recibieron despidos administrativos.

De acuerdo con documentos de la Fiscalía de San Diego, se mencionan cargos contra los soldados Byron Law y David Salazar Quintero bajo la acusación de “transportar inmigrantes indocumentados para obtener ganancias monetarias”. En este caso específico, a principios de este año fue arrestado Francisco Saúl Rojas Hernández, de 22 años de edad, un residente de Solana Beach, bajo la acusación de haber reclutado a los Marines y traficantes de indocumentados que operan en la frontera de San Diego y Baja California.

También en incidentes variados

Otro incidente tuvo lugar la segunda semana de septiembre del 2017 cuando un vehículo de aterrizaje anfibio se incendió durante un ejercicio de entrenamiento, hiriendo a 15 marines, 5 de ellos de gravedad.

Poco antes, se difundió el caso del soldado latino asignado a Camp Pendleton, Carlos Segovia López, originario de Los Ángeles quien recibió un disparo que lo privó la vida en el momento en que conducía un vehículo,  sin que se haya resuelto el caso.

Otros

Se recuerda asimismo, el caso  del infante marina de Estados Unidos, Sargento Mayor Joshua Braica, de 29 años de edad, cuando el vehículo en el que realizaba acciones de entrenamiento se volcó el 13 de abril del año pasado, causándole la muerte.

Asimismo el del Infante de la Marina, Christian Bautista, un soldado, de 21 años de edad, de la unidad de primera clase, falleció al volcarse la Humvee en el que entrenaba.

Estos son sólo pequeños ejemplos que muestran que la operación de Camp Pendleton no ha estado exenta de oscuros episodios, varios que como estos últimos han costado la vida de los propios militares.