Organizaciones latinas y de inmigrantes acusaron al presidente Donald Trump que querer usar el tema de la migración para distraer de su respuesta a la pandemia que ha dejado decenas de miles de muertos y ha causado la pérdida de millones de empleos.

“En un país diezmado por COVID-19, con más de 42,500 muertes, Trump busca distraer de la enfermedad y la crisis económica que ha causado, así que recurre a su objetivo favorito, los inmigrantes”, declaró la Coalición de Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla).

“Trump quiere distraer por su total incompetencia y gestión desastrosa que ha llevado a decenas de miles de personas a morir durante la pandemia”, dijo Pedro Ríos, director del Comité de Servicios de los Amigos Americanos en San Diego.

Trump “siempre ha intentado distraer de los ineptos gobiernos y pasos en falso de las políticas sataniza a los inmigrantes”, dijo Frankie Miranda, presidente de la Federación Hispana.

Dijo que se han perdido “22 millones de empleos a causa de la falta de preparación de su administración y la posterior respuesta incompetente” a la pandemia.

Mientras el mandatario trata de desviar la atención con nuevos ataques a la migración,  millones de inmigrantes, tanto documentados como indocumentados, actualmente están clasificados como trabajadores esenciales, porque ayudan en la alimentación y en atención médica.

En un sorpresivo mensaje en Twitter, el mandatario anunció el lunes de noche que suspendería temporalmente la migración.

“En vista del ataque del enemigo invisible, además de la necesidad de proteger el empleo de nuestros ciudadanos, voy a firmar una orden ejecutiva para suspender la inmigración hacia Estados Unidos”, tuiteó el presidente.

Al cierre de esta edición el Departamento de Justicia, que es el que presentaría los detalles, todavía no explicaba al público en qué consistía la suspensión o hasta cuándo tentativamente estaría vigente la orden ejecutiva del presidente.

Sin embargo, Pedro Ríos en San Diego, destacó que “si bien aún no hemos visto el contenido de la nueva orden ejecutiva de inmigración, la xenofobia guía sus políticas y todavía tiene que ofrecer soluciones reales y sustanciales”.

Kristin Kumpf, directora de Migración y Movilidad Humana de AFSC destacó que  “suspender toda inmigración no nos mantendrá a salvo de la pandemia. Lo que hará es separar a las familias y las comunidades y distraernos de lo que realmente necesitamos: una respuesta de salud pública que ayude a mantener a todos sanos y seguros”.

La directora ejecutiva de Chirla, Angélica Salas, aseveró que el país, lejos de necesitar políticas incapaces escondidas en mensajes de Twitter y ataques a los inmigrantes necesita “un líder que reconozca a los inmigrantes, que son los mismos trabajadores esenciales que mantienen a flote a las comunidades”.

Estos inmigrantes no hablan ni tuitean, sino que hacen todo lo posible para enfrentar la crisis empeorada por el Presidente. Haría bien en seguir su ejemplo y volver a trabajar, dijo Salas.