Sand Sandals ~ La Esencia de México en Barrio Logan

Barrio Logan es una comunidad en San Diego que se ubica en la costa sur del condado de San Diego. Es una comunidad con una historia de lucha pero siempre vibrante. A pesar de que tiene un índice alto de pobreza y de crimen, el corazón de sus calles se tiene que vivir para entenderlo. Es aquí donde entrevistamos a Sandy Barajas, dueña de Sand Sandals, quien no solo ha visto con orgullo como se ha transformado este barrio sino que ha sido un elemento vital en su transformación. Platicamos con ella en vísperas del Cinco de Mayo y ella nos comparte la trayectoria que la llevó a abrir sus puertas. 

El concepto de esta tienda surgió de sus viajes, aunque sus padres son de origen mexicano, ella llegó a los Estados Unidos a los dos meses de nacida y su familia no contaba con recursos para viajar. Ahora de adulto fue que empezó a visitar diferentes lugares y conocer la cultura tan hermosa de todas partes de México y se enamoró de los colores, los diseños y sobre todo de los zapatos. Recuerda que en uno de sus viajes compró un par de zapatos de piel que usó por más de 14 horas, después del trabajo asistió a un evento comunitario y también salió con sus amigas. Sandy pensó que después de eso no iba a poder caminar al día siguiente, sin embargo no fue así. Desde ese momento decidió que debía encontrar la manera de vender estos zapatos aquí en San Diego. Y así fue como comenzó, con una mesa pequeña y 15 pares de zapatos. Hoy su tienda, conocida como “La Casita Morada” vende productos hechos por artesanos en México. Todo lo que vende es único, muchos de los diseños son ideas suyas que los artesanos han logrado crear para ella. 

Sandy ha enfrentado muchos retos para llegar a donde se encuentra hoy; tuvo una juventud rebelde y admite que no siempre tomó las mejores decisiones. Sin embargo con su determinación logró sobresalir y sacar adelante a su familia.  Su orgullo es regresar a esta comunidad como una empresaria, y poder dar algo a la comunidad que la vió crecer.

“Estoy muy orgullosa de estar aquí, mucha gente me ha dicho que soy un ejemplo, que están orgullosos de mí y eso me motiva a dar más, a ayudar a la comunidad y regresar al barrio que me formó y me hizo la guerrera que soy.” 

Le tomó entre 6 y 7 años ahorrar el dinero suficiente para poder abrir, y en la primavera de 2020 abrieron sus puertas. A solo tres semanas de la apertura, la pandemia de Covid-19 nos tomó a todos por sorpresa y Sandy tuvo que cerrar la tienda indefinidamente. Esto le causó gran estrés e incluso nos comenta que hubo momentos en los que entró en depresión. Sandy se preguntaba “¿Cómo es posible? ¿Todo mi dinero, mis sueños, mis ilusiones de salir adelante?” Nos comenta que durante este tiempo difícil ella aprendió mucho sobre sí misma, a tener paciencia y no darse por vencida; sobre todo, a movilizarse. Inmediatamente hizo uso de las redes sociales y de su sitio web para mantener su negocio a flote. El enfoque era seguirle dando vida para que la gente, en sus casas, no olvidaran que todavía había muchos negocios en la comunidad.

Sandy ha crecido exponencialmente como empresaria y ahora planea compartir su éxito y sus lecciones de vida para apoyar a mujeres empresarias por medio de su negocio.

Sand Sandals

2229 Logan Avenue

San Diego, CA 92113

www.sandsandals.net