La señora Claudia Aguilera dice que si vacunan a su hijo de cinco años de edad, ella se va a sentir más tranquila.

“Si se fija, en los noticieros está muy insistente esto de que cada vez son más los niños que se contagian del Covid”, explicó; “una como mamá, pues claro que se preocupa, pero la otra opción es que, por cuidarlo, no vaya al preescolar”.

Doña Claudia se enteró de que la farmacéutica Pfizer pediría autorización esta semana para aplicar pequeñas dosis de vacuna contra el Covid 19 a niños con edades de los 5 a los 11 años.

“Paz mental”, dijo, “menos preocupaciones, pero ojalá que se vacunara a todos los niños, solo así se van a evitar contagios”.

Sus comentarios fueron después de que la Pfizer informara en comunicado los resultados de sus pruebas con vacunas para los menores.

La farmacéutica informó el lunes que esta misma semana buscaría la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para comenzar a suministrar vacunas a los menores.

De acuerdo con la empresa, los niños de 5 a 11 años de edad requieren de dosis más pequeñas que las que se han aplicado hasta ahora a todas las personas de los 12 años en adelante.

Pfizer encontró “seguridad favorable y respuestas sólidas de anticuerpos neutralizantes en niños de 5 a 11 años que utilizan un régimen de dos dosis de 10 unidades administradas con 21 días de diferencia”.

La dosis para niños pequeños es de un tercio de las vacunas que se aplicaron a personas de 12 años en adelante.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, dijo que su empresa está “ansiosa por extender la protección que brinda la vacuna a esta población más joven, especialmente a medida que rastreamos la propagación de la variante Delta y la amenaza sustancial que representa para los niños”.

Pero insistió en que la aplicación de esa vacuna dependerá de la autorización correspondiente. Pfizer envió sus resultados a la FDA con carácter de urgente, pues, advirtió, “los casos pediátricos de Covid 19 han aumentado en 240 pro ciento de julio a la fecha”.

Informó que con la aplicación de pequeñas dosis a niños de 5 a 11 años encontró el mismo nivel de inmunidad que obtuvo con dosis regulares en personas mayores.

Además de compartir los resultados de sus pruebas con la FDA, la Pfizer también los entregará en breve a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), para buscar la comercialización de la vacuna para niños en la Comunidad Europea.

El ensayo inicialmente inscribió hasta 4,500 niños de 6 meses a 11 años de edad en los Estados Unidos, Finlandia, Polonia y España de más de 90 sitios de ensayos clínicos.

Se aplicó por separado a grupos de niños de 5 a 11 años, de 6 meses a 2 años, y de 2 a 5 años.