cree que los procedimientos cosméticos están “acabando con una generación de belleza”

Jamie Lee Curtis parece creer firmemente en la belleza natural. En una entrevista publicada recientemente por Fast Company, la estrella de “Halloween Kills” compartió su opinión sobre la cirugía plástica y los cambiantes estándares de belleza de Hollywood.

“Probé la cirugía plástica y no funcionó. Me hizo adicta al Vicodin”, dijo Curtis. “Ahora llevo 22 años sobria”.

“La tendencia actual de rellenos y procedimientos, y esta obsesión por los filtros, y las cosas que hacemos para ajustar nuestra apariencia en Zoom están acabando con generaciones de belleza”, añadió. “Una vez que te estropeas la cara, no puedes recuperarla”. 

Curtis ha hablado de su viaje a la sobriedad antes.

En 2019, apareció en la edición “Recovery” de Variety y dijo que se había hecho una “cirugía de rutina” después de que un camarógrafo dijera: “No la voy a grabar hoy. Tiene los ojos demasiado hinchados”.

“Estaba tan mortificada y tan avergonzada y tenía simplemente tanta vergüenza al respecto que, después de esa película, fui y me sometí a una cirugía plástica de rutina para eliminar la hinchazón”, dijo Curtis, quien explicó que había tenido los ojos hinchados desde la infancia. “Me dieron Vicodin como analgésico para algo que no era realmente doloroso”.