MIAMI, FLORIDA.- La Sociedad Interamericano de Prensa (SIP) condenó el asesinato del periodista Margarito Martínez Esquivel ocurrrido esta semana en la populosa colonia Camino Verde.

La organización de prensa escrita más grande de américa de habla hispana recoró que el reportero gráfico “había solicitado su incorporación al mecanismo estatal de protección” luego de haber tenido diferencias con un agente policiaco.

Como lo ha hecho en multiples ocasiones sin que su demanda haya sido atendida, la SIP solicitó a las autoridades de México y Honduras investigar con celeridad y profundidad los móvles detrás de los asesinatos de tres reporteros en los últimos días” (de hecho, en la presente semana.

Ellos son Pablo Isabel Hernández, de Honduras y José Luis Gamboa y Margarito Martínez, estos dos últimos, mexicanos.

Se indica asimismo que la Fiscalía General de Justicia del Estado “constató que el arma usada en el asesinato (del foto-periodista) había sido utilizada en otros cinco hechos delictivos ocurridos entre mayo y junio de 2020”.

Sólo en la ciudad de Tijuana en el recién concluido año se contabilizaron, de acuerdo con el semanario ZETA, 1929 homicidios, lo que da una cifra promedio mensual de 146, aunque anualmente ha llegado a superar los 2 mil crímenes, en promedio, siendo una de las ciudades más violentas del país.

“Asesinado por la espalda”

Se recuerda que el periodista hondureño Pablo Isabel Hernández Riverda, de 34 años, “activista y periodista, fue asesinado por la espalda cuando se dirigía a la iglesia de San Marcos de Caiquin, departamento de Lempira, el 9 de enero. Desde hace cinco años trabajaba como director y periodista de la radio comunitaria Tenán 941 FM, La Voz Indígena Lenca y había denunciado amenazas en su contra, (pues) en febrero de 2021, desconociedos sabotearon el cableado eléctrico. Hernández Rivera era coordinador de comunidades eclesiales e impulsor de la Universidad Indígena y de los Pueblos, entre otras actividades”, informó la SIP.

Atacado con arma blanca

Apenas el 10 de enero, un día depués del crimen de Pablo, fue asesinado en el estado de Veracruz , México,el periodista José Luis Gamboa Arenas y la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas de Veracruz (CEAPP), exigió que en el caso se llegue hasta las últimas consecuencias. El periodista veracruzano era director del diario digital Inforegio y “fue atacado con una arma punzocortante durante un supuesto as alto en el Puerto de Veracruz”.

Se añade que el gobernadora del estado, Cuitláhuac García Jiménez “consideró (que su crimen) que podría estar ligado a su labor periodística en Youtube”.

“Reitera su reclamo”

Acerca de los tres crímenes ocurridos en menos de dos semanas “La organización reitera su reclamo por la falta de eficiencia de los sistemas de protección y seguridad para periodistas”.

Sobre los tres crímenes de los periodistas, Jorge Canahuati, presidente de la SIP, expresó condolencias a las familias y colegas de las víctimas de estos crímenes en México y Honduras.

“Nos alarma indefensión”

“Nos alarma la indefensión que padecen los periodistas ante la violencia. Instamos a las autoridades de ambos países a investigar con celeridad y profundidad para establecer sanciones a los responsables materiales e intelectuales de estos asesinatos y conocer si tuvieron como móvil la actividad periodística”, indicó Canahuati.

Por su parte, Carlos Jornet, president de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, señaló: “Condenamos estos nuevos crimenes que reflejan la falta de justiciar que rodea  a la mayoría de los asesinatos contra periodistas en países donde existen mecanismos de protección que debieran ser eficientes para prevenir este tipo de delitos”, dijo Jornet, quien además es director del diario La Voz del Interior, de la ciudad de Córdoba, Argentina.

“La SIP viene solicitando a los gobiernos que revisen los protocolos de los sistemas de protección ya que estos parecen ser insuficientes e ineficientes”, reiteró.