SAN FRANCISCO, CALIFORNIA.- El enojo de los padres de familia por lo que han calificado como una lenta reacción de los distritos escolares al desafío que ha representado la pandemia de COVID-19, fructificó en una de sus primeras victorias.

Ocurrió la noche del martes 15 de febrero cuando los padres ‘lograron’ la salida de tres miembros de la junta de la mesa directiva del Distrito Escolar Unificado de San Francisco (San Francisco Unified School District, SFUSD, por sus siglas en inglés) en un ‘Recall’ o Elección de Revocación de Mandato.

De hecho esta es la primera destitución ocurrida en la ciudad de San Francisco desde 1983, tras el fallido intento de destituir a la entonces alcaldesa y ahora Senadora (Demócrata) por California, Dianne Feinstein.

Orgullosa de sus raíces

Y una de las tres personas destituidas por el exitoso ‘Recall’ promovido por los propios padres de familia es Gabriela López, hasta entonces presidenta de la Junta, quien se siente orgullosa de ser hija de padres mexicanos.

Aunque  la junta escolar cuenta con 7 miembros (todos (as) simpatizantes del partido Demócrata), Gabriela junto a la vicepresidenta de la misma Faasuugas Moliga y Alison Collins, eran las únicas que fueron elegidas con la posibilidad de ser destituidas de su cargo, lo que ocurrió las noche del martes.

Sin embargo para los analistas que han dado seguimiento a los factores y el contexto en que surgió el ‘Recall’  o intento de destitución, que fue anunciado desde enero de 2021, rebasarían e irían las circunstancias típicas de la inconformidad de los padres de familia.

Choque de prioridades

Y es que si bien los padres se manifestaron molestos de que en vez de que los miembros de la Junta abogaran por una más rápida apertura de las escuelas, que se dio hasta agosto del año pasado, cuando (la gran mayoría de las 115 escuelas públicas de San Francisco) habían permanecido cerradas desde marzo de 2020, tuvieran otras prioridades muy ajenas a la situación por la que, de acuerdo con ellos, atravesaban sus hijos (escolares) y ellos como padres de familia.

La agenda la ocupaban, en cambio, asuntos como el intento de cambiar el nombre de 44 planteles escolares, ‘calentado’ por el debate de estatuas y lugares donde se exaltaba a personajes supuestamente relacionados con el racismo, el sexismo y discriminación de las comunidades de color, incluidas la oposición “a las admisiones competitivas’ frente a la Educación Pública en escuelas privadas como la secundaria Lowell hasta el debate.

Sin embargo, Gabriela López, quien se muestra muy contenta por haber sido admitida en el programa de Doctorado en Raza, Desigualdad y Lenguaje en Educación  en la Escuela de Graduados de la Universidad de Stanford, no se dobló por esta votación en su contra y anticipó en su cuenta de Facebook:

“Esta lucha no ha terminado”

“Nos quitaremos el polvo y seguiremos adelante. Esta lucha ciertamente no ha terminado y, como muchos han dicho, esto no definirá mi papel en la educación. Un alto resultado para una baja participación electoral tampoco define a San Francisco”, escribió.

“Estoy aquí”, continuó, “para servir a nuestro distrito, y continuaré trabajando dentro de nuestras escuelas públicas, con nuestros futuros maestros, y construiré conexiones dentro de la educación superior para avanzar en estas posiciones”.

Y anticipó: “Llevaré a mi maestra, M.Ed, la latina más joven jamás elegida, presidenta de 2 mandatos, doctorado persiguiendo a sí misma a la próxima lucha, y la siguiente, y la siguiente. Mientras tanto, inspirando a otros que tendrán cada vez menos miedo a estas tácticas, que lograrán más de lo que soñé posible, a hacer lo mismo”.

“Los conservadores tienen
una gran oportunidad”

Por su parte, Carl DeMaio, ex regidor, ex candidato republicano a la alcaldía de San Diego y actual líder del proyecto Reform California, consideró que “por primera vez en décadas, los conservadores tienen una gran oportunidad de finalmente cambiar el rumbo en los distritos escolares de California”.

“Pero debemos apoyar esfuerzos como el que se muestra a continuación”, señaló DeMaio, “para formar y apoyar coaliciones de padres a nivel local, exponer cualquier plan de estudios y políticas controvertidas dentro de las escuelas, y reclutar y apoyar a líderes estudiantiles conservadores en campus universitarios y de escuelas secundarias. Reform California está contribuyendo en esta lucha”.

El presidente de Reform California también encabezó el año pasado el intento de ‘Recall’, entonces sin éxito, para destituir al gobernador Gavin Newson.

Los respaldó la alcaldesa de San Francisco

El superintendente del Distrito Escolar Unificado de San Francisco, Doctor Vicent Matthews, adelantó que la alcaldesa  de San Francisco, London Breedd, (también Demócrata) tendrá que nombrar a 3 reemplazos para servir en las junta escolar hasta las elecciones generales de noviembre de este año.

Vale hacer mención que la alcaldesa Breed apoyó a los padres de familia en su búsqueda de destitución de mandato, argumentando la frustración de los padres de familia de la ciudad de San Francisco, debido a la pandemia.

Carl DeMaio consideró que el ‘Recall’ fue una victoria de los conservadores. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.