Sergio ‘Checo’ Pérez al ganar el exigente Torneo de Mónaco y subirse al podio dedicando su triunfo al gran automovilista mexicano Pedro Rodríguez, quien tras grandes victorias en las pistas, perdió la vida al chocar, un 11 de junio de 1971, en su Ferrari en las 200 millas de Norisring, de la ciudad de Nuremberg, Alemania. No obstante la victoria de ‘El Checo’ restituye la alegría no solo al corredor de autos nacido en Guadalajara, Jalisco sino a los amantes de este deporte, que esperaban con ansias su triunfo.