WEMBLEY, INGLATERRA.- Barcelona de España conquistó este sábado su cuarta Liga de Campeones de Europa al derrotar al Manchester United por 3-1, en final disputada en el mítico estadio de Wembley, en Inglaterra.

El conjunto catalán volvió a demostrar toda su categoría al realizar un juego casi perfecto sobre el césped de Wembley. Tras un inicio complicado, con un Manchester encimado sobre campo rival, el once de Pep Guardiola logró equilibrar las acciones y desde el minuto veinte del partido empezó a dominar el trámite del cotejo.

A los 26 minutos llegó el primer gol por intermedio del catalán Pedro. Tras recibir un pase magistral de Xavi, y con una defensa inglesa mal parada, el joven atacante colocó el balón lejos del alcance del golero holandés Edwin van der Sar, de un potente derechazo.

Sin embargo, a los 33’, Wayne Rooney silenció a la afición blaugrana al marcar el empate en una polémica acción que estuvo precedida de un claro offside del galés Ryan Giggs.

Show azulgrana

En el complemento, el partido tuvo un solo dueño: el Barcelona. La orquesta de Guardiola volvió a funcionar con la calidad que se esperaba y las individualidades volvieron a destacar. Andrés Iniesta, Xavi y Lionel Messi se las ingeniaron para doblegar la resistencia de un equipo inglés que se vio superado en todo momento. A los 53’, Messi marcó el segundo gol de un potente remate de larga distancia que no pudo controlar Van der Sar, quien algo más pudo hacer para evitar la caída de su valla. Quince minutos después, a los 68’, el asturiano David Villa marcó el tercero con una exquisita definición de fuera del área.

Barcelona tuvo algunas otras chances para ampliar el marcador, pero la figura del golero del United apareció para impedir un resultado de escándalo. Pitazo final del colegiado húngaro Viktor Kassai y la explosión de júbilo azulgrana no se hizo esperar.

Guardiola y sus pupilos lograron la cuarta ‘Champions’ del Barcelona, su segunda en Wembley, y ganaron otra vez el derecho de disputar el título del mundo a fin de año.