Servicios El Latino

editor@ellatino.net

CHULA VISTA- Miembros de la comunidad quienes viven alrededor de la 3a. Avenida de Chula Vista fueron determinantes para impedir que se autorizara un nuevo permiso para venta de alcohol en esta ciudad.

Ello lo informó Bárbara Lugo, coordinadora de Promotoras del Colaborativo Comunitario de Chula Vista, quien junto a las promotoras Gloria Canizalez y Angeles Alvarez tomaron parte en la recolección de datos que les ayudaron en el proceso de justificación para la toma de la decisión por parte de las autoridades municipales.

“Estas familias de la 3a. Avenida demostraron cómo una comunidad bien informada y participativa puede ayudar a controlar y mejorar su ambiente comunitario y que todos podemos aprender de esta experiencia,” dijo Lugo. “Después de ésto me dí cuenta de que somos los ojos, oídos y la voz de nuestra comunidad, y ahora yo sé que nuestros líderes y autoridades necesitan que les demos nuestra opinión para ayudarles a tomar decisiones que mejoren la calidad de vida en nuestra ciudad.” La coordinadora de Promotoras del Colaborativo Comunitario de Chula Vista precisó que luego de que los miembros de esta comunidad participaron activamente en audiencias públicas donde expresaron su oposición a que se le diera permiso a un café oriental ubicado en dicha vialidad, para la venta de cervezas y vino. Aseguró que con la participación de familias afectadas efectuaron un estudio en el que confirmaron –y demostraron a las autoridades- que el área ya se encuentra saturada de negocios que venden alcohol al público (15 establecimientos), cuando el censo catastral del Departamento Estatal de Control de Bebidas Alcohólicas, sólo autoriza 2 en una zona como la de la 3a. Avenida. Indicó finalmente que solamente el Departamento de Policía de Chula Vista se encuentra facultado –por caso de excepción- para autorizar un permiso, basado en el principio de Necesidad o Conveniencia Pública, y este no fue el caso.