Servicios El Latino

editor@ellatino.net

CHULA VISTA.- Un hombre es investigado con relación a la muerte de una familia de tres miembros (la madre y sus dos hijas), encontradas con huellas de asfixia y golpes en una casa de East Lake.

El hecho ocurrió el miércoles 1 de junio en el domicilio ubicado en el 1746 de Curran Way en un domicilio de tres pisos.

Allí se hallaron, en tres recámaras separadas, los cuerpos sin vida de Mary Alvarez (madre de familia, de 41 años de edad) y sus hijas Mary, de 12 y Hammid, de 11 años de edad, respectivamente.

En el reporte de la policía de Chula Vista se afirma que los investigadores acudieron a este domicilio, luego de que agentes de la Patrulla de Caminos de California encontraran el cuerpo de un hombre, tirado en un barranco, a unos cien pies de profundidad.

Este hallazgo se produjo alrededor de las 5:30 a.m. de ese día sobre la Ruta Estatal 125, al sur del conector 54.

Al llegar al lugar, los agentes de la Patrulla de Caminos se dieron cuenta de que un vehículo Elantra Hyundai 2001, el cual se encontraba obstruyendo parcialmente un carril del 125.

Posteriores investigacions de los detectives del Departamento de Policía de Chula Vista revelaron que el hombre era el novio de Mary Alvarez, madre de las dos adolescentes.

Los agentes también supieron que la mujer no había acudido a trabajar un día antes, por lo que lo asocian con alguna diferencia personal que habría tenido con su novio, hasta ahora no identificado.

Otro hecho significativo descrito por el reporte de la policía de Chula Vista es que las tres víctimas presentaban huellas de haber sido asfixiadas, y que habían sido golpeadas severamente en la cabeza, con algún objeto contundente.

El hecho está siendo investigado por la corporación local como un posible crimen-suicidio, pero aún no se han dado a conocer los resultados de la autopsia practicada a las víctimas.

Conviene recordar que el hecho causó preocupación entre la comunidad latina porque en muy poco tiempo se produce la muerte de dos familias, en casos diferentes pero igualmente extraños.

La muerte de los miembros de la familia hispana de apellido Pimienta (formada por los padres y sus dos hijas) en un domicilio de Skyline, ha desconcertado a la comunidad.