Servicios El Latino

editor@ellatino.net

VISTA – Una investigación en la búsqueda de documentos en la celda de la cárcel retraza juicio para dictar sentencia al entrenador de boxeo declarado culpable de haber disparado fatalmente a un colega y otras dos personas en un gimnasio de Vista.

Mark Anthony Díaz de 50 años, fue condenado en abril como responsable del asesinato en primer grado de Héctor Gil de 52 añosen en un homicidio premeditado ocurrido la noche del 7 de abril 2010. Díaz abrió fuego contra Gil, e hirió al boxeador Ricky Gutiérrez y al asistente de entrenador Pedro Moreno, ambos sobrevivieron el tiroteo en Pacific Coast Gym.

Díaz iba a ser sentenciado la semana pasda pero su abogado pidió un retraso de dos meses, diciendo que la defensa está esperando los resultados de una investigación interna del Sheriff ya que celadores quitaron cosas de la celda de Díaz durante su juicio, en la que desaparecieron notas de cliente-abogado que no devolvieron.

Los registros de las cosas del acusado ocurrieron justo antes de que los miembros del jurado fueran a una visita a la escena del crimen para ver las pruebas del caso, dijo el abogado defensor James Fitzpatrick. “La seguridad de jurados no debería haber sido un problema ya que Díaz había renunciado a su derecho a estar presente”, dijo abogado.

El defensor informó al juez Kerry Wells que Díaz iba a testificar en su propia defensa, pero decidió no hacerlo cuando sólo una de las 12 páginas de su manuscrito de notas fue devuelto a su celda.

Explicó que los presos vieron cuando dos oficiales vestidos de civil se llevaron todas las pertenencias de Díaz, todas las cosas fueron extendidas sobre una mesa y se fotografiaron los artículos, dijo Fitzpatrick.

El abogado dijo, tras posponer la sesión de sentencia, que dependiendo de los resultados de la investigación del sheriff, la defensa podría tener motivos para abrir un nuevo juicio.

El juez Wells dijo que tenía “serias dudas” sobre la base jurídica para la solicitud de aplazamiento de la sentencia, pero la audiencia fue reprogramada para el 29 de julio.

En tanto el vicefiscal del caso Patricia Espinosa se opusó a la solicitud de aplazar la sentencia, pero la resolución de postergarla fue tomada por el juez. Díaz enfrenta hasta 96 años a cadena perpetua en prisión.