Servicios El Latino

editor@ellatino.net

Aunque se ha avanzado en el tema de la equidad de género, en el mundo de los negocios en México persiste la discriminación hacia las mujeres, a pesar de el Censo de Población de 2010 registró que en Estados Unidos hay más mujeres que hombres.

De acuerdo a una encuesta aplicada a 4,800 empresarios, cinco de cada diez de ellos reconocen tener un máximo de 40 por ciento de mujeres trabajando en sus negocios, lo que es una manifestación del criterio “machista” que sigue perneando el medio de los negocios.

Sin embargo, hay una clara tendencia a aplicar políticas de equidad, buscando talento en los aspirantes a plazas de empleo, sin importar la edad y el género.

Sin embargo, todavía es largo el trecho por recorrer para que impere la equidad en otorgar plazas y asignar los sueldos que en la mayor parte de empresas son más elevados los de los hombres que los de las mujeres.

Los resultados arrojados del estudio indicaron que el 60 por ciento de los encuestados tiene menos de un 20 por ciento de mujeres en puestos directivos o gerenciales y que las mujeres se concentran en puestos administrativos y de recursos humanos.

El dato más revelador de la encuesta es que el 70 por ciento de los negocios que tienen a una mujer en un puesto directivo incrementado su productividad en un porcentaje que no fue precisado.

Y la tendencia para el mediano plazo es la de crear políticas de equidad de género para atraer talento a las empresas. Las empresas del país están cambiando sus políticas para ofrecer las mismas oportunidades de empleo tanto a hombres como a mujeres, con lo cual se sustentará el crecimiento del negocio.

La aplicación de una política de equidad de género representa una mayor apertura a poner objetivos sin importar si es hombre o mujer, no marcar un rango de edad ni generó o estado civil.

El estudio realizado por Manpower revela que la menor presencia femenina se da en la agricultura, minería y construcción ramos en los que la participación de las mujer es de menos de un 40 por ciento, mientras que en la industria manufacturera es de un 60 por ciento.

Un dato relevante en la zona de la frontera norte es que se tiene un 40 por ciento de personal femenino. Sin embargo, ahí también el reto es igualar los salarios, ya que mientras un hombre gana entre 3 y 5 salarios en promedio, una mujer gana sólo de 2 a 3.

Asimismo, la encuesta puso de manifiesto que las mujeres trabajan 10.8 horas más que los hombres en trabajo remunerado y no remunerado.