Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatino.net

SAN DIEGO.- Los pequeños de San Diego Center for Children (Centro para Niños de San Diego) podrán hacer realidad la antigua conseja griega: cuerpo sano en mente sana.

Y es que ahora cuentan con una Casa de Juegos (Play House) que fue posible gracias a la visión humanitaria del Supervisor del Condado de San Diego por el 4to. Distrito, Ron Roberts, y la organización no lucrativa Home-Aid San Diego.

“Es bien conocido el amor que el Supervisor Roberts ha tenido siempre por los niños y hacia el béisbol, desde que la pelota comienza a rodar”, recordó Alexis Parker, directora ejecutiva para Home Aid San Diego.

Recordó asimismo que el 7 de abril pasado esta organización entregó al Supervisor el Premio Humanitario (Humanitarian Award) “y hoy nos sentimos muy complacidos de que haya seleccionado al Centro para Niños de San Diego para donar esta Casa de Juegos”.

“Ver esta fantástica casa de juegos instalada en el campus de este centro es excitante, especialmente tomando en cuenta que se planeó desde hace años cuando nosotros proporcionamos un apoyo económico (grant) para que fuera construido”.

El Supervisor Ron Roberts, por su parte, se mostró muy emocionado y desde su llegada al centro infantil observó embelezado la Casa de Juegos, se asomó por una pequeña puertita y se internó a la nueva morada de los niños que disfrutarán de un hogar de fantasía que nació con un sueño.

En compañía de Roberts estuvo el pitcher relevista de los Padres de San Diego, Heat Bell, un deportista nacido en Oceanside y que es un ejemplo para los deportistas.

Durante la ceremonia se indicó que la feliz concreción de este sueño no hubiera sido tampoco posible sin el apoyo y el empuje de Barbara Hunter, una mujer que a través de Home Aid San Diego – al igual que lo ha hecho Roberts- ha dado un fuerte respaldo a San Diego Center for Children en apoyo a su crecimiento, ya que ambos tienen un gran amor por la niñez sandieguina, se resaltó en el evento.