Shahrazad Encinias

editor@ellatino.net

SAN DIEGO– Cuando tenía 12 años se fue de la casa, y no recuerda haber celebrado nunca en su hogar el día del Padre. Para él no era un día de mucho festejo ni tampoco de mucha importancia, especialmente en su pueblo en el sur de México, donde solo la gente con dinero podían darse el lujo de festejar en grande.

“Los que tenían la posibilidad de celebrar eran los que tenían más dinero”, dijo modestamente Jacinto León. “La gente humilde, pues se preocupaba más de mantener a sus hijos que en tener una gran celebración para el día del Padre”.

Pero todo esto cambio para Jacinto León, al tener a sus dos hijos, y más ahora que ya es abuelo de cinco “chiquitos.

Hoy León celebra el día del Padre con su familia cada año con una comida, y comentó que su hija es la que se encarga de arreglar todo. Jacinto León agregó que generalmente sus hijos y nietos acostumbran a darle un suéter, camisa, calcetines o cualquier cosa que él necesite.

Un día especial se ha transformado en un día de mucho comercio donde se esperan grandes compras, pero para León, el estar con su familia es el mejor regalo que le pueden dar.

“Lo más importante es que vivimos bien”, dijo León. “Cualquier regalo que me den por más humilde que sea, a mi me encanta”.

La forma en que León pasó su niñez en su pueblo en Oaxaca, lo dejó sin experimentar un Día del Padre como hijo, y por eso ahora él aprecia más todo el tiempo que pasa con su familia, ya que los regalos no son importantes para él porque ha entendido que “te dan lo que ellos pueden”.

“Pienso que este festejo es un recordatorio cada año de que estoy bien rodeado de mi familia”, dijo sobre lo que significa el Día del Padre para este humilde migrante oaxaqueño.

UN VISTAZO HISTORICO

El día del Padre es un día que se celebra a un nivel mundial. Pero ¿cómo y dónde empezó esta celebración que se ha vuelto ya una tradición?

Hay varios mitos sobre el origen del Día del Padre, pero solo hay uno que tiene mucha evidencia. La anécdota más sonada es que se dice que la primera celebración del día del padre en los Estados Unidos fue en Chicago.

Por una petición al gobierno se estableció oficialmente el primer día para celebrar a los padres un festejo que se llevó a cabo en Spokane, Washington. El fundador del día del padre no fue un hombre, si no una mujer, Sonora Louise Smart Dodd.

Cuenta la leyenda que en 1909 durante un sermón en el día de la madre, Dodd (la hija de un veterano de la guerra civil) se preguntó, “¿por qué no hay un día para celebrar al padre?.

La madre de Dodd murió dando a luz a uno de sus hijos, por lo que el padre se quedo cuidando de sus hijos, y por eso ella quiso conmemorar ese día para honrar a su progenitor, y realizó festejó el domingo 19 de junio de 1910, fecha cuando se registra la primera celebración del Día del Padre en este país.

De ahí surgió la idea para tener un día del año dedicado al padre, según la historia la fecha se ha recorrido y actualmente se festeja el tercer domingo de junio.

MANERA DE CELEBRAR

Mucha gente va a Disneylandia o se toman un crucero para celebrar el día del padre, pero debido a la crisis económica las familias prefieren no derrochar su dinero, o no cuentan con los fondos para organizar un gran festejo.

Por eso para muchos padres este es un día para estar con la familia y hacer algo fuera de lo normal.

Aquí hay una lista de ideas para que toda la familia pueda celebrara papá sin tener que quedar endeudados:

n Un día de campo en un parque o en la playa.

n Jugar mini-golf o ir de pesca al muelle, o un lago

n Pasar la tarde jugando juegos como Lotería, Basta!, Monopolio o cualquier otro juego de mesa.

n Tomar el Coaster tren para ver el atardecer en la playa, con un boleto del Coaster tren te sale gratis pasear en Trolley.

n Pasar el día en el Parque Balboa, por que los domingos hay diversas actividades y hasta entrada de museos gratis.

n Pasar el día en Del Mar La Feria de Condado, donde hay actividades para los papás.

n Hacer una excursión a Julián para disfrutar de un delicioso tradicional pie de manzana

n Pasear por el desierto de Anza en Borrego y hacer una caminata por el parque histórico del lugar. La entrada es gratis y hay cataratas donde se pueden meter para refrescarse después de una caminata por el desierto.

n Cocinar entre todos un almuerzo o hacer un ensalada para tener un lindo día familiar en casa.