Horacio Rentería

editor@ellaino..net

SAN DIEGO.- Aseguró que el haberse declarado abiertamente como Gay, dio lugar a que se le persiguiera y encarcelara, al grado de que ahora el profesor mexicano, Agustín Negrete, tuvo que huir de su país.

Este profesor del Estado de México, con licenciatura en Psicología y doctorado en Educación y quien encabezó decenas de manifestaciones en favor de numerosas causas sociales en el país azteca, no tiene empacho alguno en reconocer que aquí es ‘un homeless’ y que cuando llegó a San Diego, a principios de este año, vivía abajo de un puente.

Negrete, quien fue director del Centro para Niños Discapacitados en el Estado de México, presentó un reportaje en video en el cual se presentan testimonios visuales de la agresiva represión que asegura haber sido víctima.

Afirmó que esta campaña del gobernador de ese estado, Enrique Peña Nieto y el entonces presidente municipal de Ecatepec, Eruviel Avila Villegas, a quienes culpa de haber realizado una campaña de linchamiento y actos de tortura en su contra.

“Son dos tremendos homofóbicos”, sostiene convencido.

El profesor Negrete, nacido en la delegación Cuajimalpa, Distrito Federal, agregó que vivir en Estados Unidos para él es un desafío, ya que ha llegado prácticamente sin nada, pero con la confianza de que este es un país de libertades, en el que se penaliza la discriminación, y con la esperanza de salir avante.

El entrevistado indicó que una de sus principales metas es poder continuar dando clases (en escuelas públicas o privadas) o aplicar sus conocimientos en centros de atención sicológica, algo que hizo toda su vida en México.

Indicó que organizaciones le apoyaron, pero al tratar de contactar agrupaciones de Gays en San Diego, “y a pesar de que se supone que estamos en un país más libre, me negaron la ayuda”.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.