Enrique KogaN

editor@ellatino.net

A pesar que el 30 de abril de 2009 Chrysler LLC se acogió al Capítulo 11 del código de los Estados Unidos (Ley de Quiebra) a la vez que anunció una alianza con el grupo industrial italiano Fiat Group, a partir de ese momento el resurgimiento fue vertiginoso, y hoy Chrysler puede decir que lo peor ya paso, y los mejores momentos estan por venir.

Con la bancarrota y posterior asociación con el grupo Fiat, muchas cosas cambiaron, entre ellas su buque insignia el Chrysler 300. Junto a la llegada del pequeño Chrysler 200, la completa renovación del sedán ha sido al acontecimiento más destacado.

Aunque su apariencia pueda llevarnos a pensar lo contrario, todos y cada uno de sus componentes han sido revisados, repuestos o rediseñados.

En Europa el Chrysler 300 se vende bajo la marca Lancia, retomando la designación de «Thema» usada en la linea tope de la automotriz en la década de 1980.

El Chrysler 300 es uno de los pocos grandes sedanes fabricados con un estilo típicamente americano. Diseño interior con la elegancia americana, con materiales de lujo bien diseñados simplemente para crear mas apariencia. Los críticos han descrito como una combinación de retro, deportivo y de lujo.

Tiene un aire del Bentley, mientras que muchos otros fabricantes van hacia una especie deportiva, las llantas de el Chrysler 300 son grandes y posee una parrilla cromada.

Las diferencias entre los modelos de Chrysler 300 es impresionante, con el modelo básico LX que es asequible, pero no muy potente, y exactamente lo contrario de ser el caso de la gama alta y los modelos 300C SRT8. La cabina es refinada, aunque simple, bien ancho y todo es fácil de leer.

El Chrysler 300 ha incorporado una rejilla de malla en platino que van a juego con diversos detalles cromados colocados estratégicamente en el exterior del carro. En el interior hay un cuadro de mandos totalmente renovado, hay piel, madera y plásticos suaves muy agradables al tacto.

Entre elementos de serie y opcionales se podrá disponer de asientos con ventilación y calefacción, pantalla táctil a color desde la que se puede controlar el equipo de audio (con disco duro), el navegador, climatizador y demás elementos del vehículo; siete bolsas de aire, faros de xenón con alumbrado en curva, cruise control activo con radar, alerta por cambio de carril y rines de hasta 19″, entre otros.

El 300C trae un V6 de 2.7 litros de cilindrada y 193 CV de potencia máxima, un V6 de 3.5 litros y 253 CV, un V8 de 5.7 litros y 340 CV, y un V8 de 6.1 litros y 431 CV.

Todos son atmosféricos y con inyección indirecta; los dos menos potentes tienen cuatro válvulas por cilindro, mientras que los dos V8 cuentan con dos válvulas por cilindro. Trae de fabrica llantas de 17 pulgadas con la alternativa de 18 a pedido.

La unidad de prueba que me correspondía el 300 C fue la tope de la linea, la conocida variante C, que trae el poderoso motor HEMI V8 de 5.7 litros, capaz de rendir 363 caballos de potencia y 394 lb-pie de torque.

Se trata de un bloque similar al de la anterior generación, aunque levemente retocado para alcanzar esa cifra de potencia y torque. Viene con propulsión trasera con caja de cambios automática de cinco velocidades, aunque puede solicitarse con tracción integral. Su consumo es de 16/25 mpg para la primera variante y 15/23 para la AWD.

El Chrysler 300 ha venido acompañado de la incorporación de varios detalles que hacen del modelo 2011 uno de los más evolucionados de su segmento. Cuenta con el sistema de infotainment Uconnect Touch -similar al MyTouch de Ford- manejable desde una enorme pantalla táctil de 8 pulgadas, y que cuenta con sistema de navegación Garmin, Sirius Travel Link y comando por voz. No sólo en el apartado de la comunicación, también en el apartado de la seguridad y del confort, el Chrysler 300 es un auto altamente evolucionado. Se puede decir que no es un ccarro cuadrado como parece, tiene sus líneas bien marcadas y con detalles voluptuosos, pero realmente la imagen tan dura de la generación anterior se ha dulcificado. Con el sistema UConnect Infotainment colocado en la parte delantera del vehículo, el pasajero tendrá un momento fácil jugar DJ en lo que respecta a la música, vídeos o GPS.

Puedo asegurar que cinco adultos viajarán sin complicaciones y con 16.3 pies cúbicos de cajuela, también garantizan espacio para el equipaje. Compite con el Audi A8, los BMW Serie 7, los Cadillac STS, los Jaguar XJ, el Lincoln Mercury, Buick Lacrosse, los Volkswagen Peatón, o los Mercedes Clase S, aunque su precio es menor que cualquiera de ellos.

Su andar es increíblemente suave, y con la comodidad que lo resalta, mas su look a lo Bentley, me atrevo a decir que es seria competencia en su segmento.

Su usted es amante de la comodidad americana y le gusta aparentar ante los demas, el Chrysler 300C es para usted.