Servicios El Latino

editor@ellatino.net

Un total de ocho jugadores de la Selección Mexicana Sub-22, fueron dados de baja por motivos de indisciplina, informó la Federación Mexicana de Fútbol, en voz del director de Selecciones Nacionales, Héctor González Iñarritu, durante una conferencia de prensa.

Los suspendidos son: Israel Jiménez (Tigres), Néstor Vidrio. (Atlas),Jonatan Dos Santos (Barcelona B), Marco Fabián (Guadalajara), Jorge Hernández (Atlante)Javier Cortés, David Cabrera (UNAM), y Néstor Calderón (Toluca).

Cabe recordar que las habitaciones 103, donde estaban hospedados Diego Reyes y Jorge Enríquez, 109 con Jonathan dos Santos y Néstor Vidrio, 115 con Oribe Peralta, la 120 con Marco Fabián y Rafael Márquez, así como la 121 donde estaban Liborio Sánchez y Luis Michel presentaron hurtos que fueron reportados por los integrantes del cuadro azteca.

Los ocho jugadores quedaron separados de la Selección Sub-22, que representará a México en la próxima edición de la Copa América que arrancará su participación este 4 de julio.

También se anunció que estos 8 jugadores no serán convocados durante los siguientes 6 meses a ningún representativo Nacional, además de que pagarán una multa en efectivo de $50 mil pesos, misma que será donada a alguna institución de beneficencia.

Los jugadores que reemplazarán a los sancionados son Kristian Álvarez, Diego Debuen, Antonio Gallardo, Edgar Pacheco, Alan Pulido, Ulises Dávila, Carlos Orrantia y Osvaldo Alanís, aunque para expertos son ‘jugadores muy verdes’.

Sube la cifra de ‘dopados’

En otro orden de ideas, el director médico de la FIFA, Jiri Dvorak, aceptó que son nueve y no solamente cinco los jugadores de la Selección Nacional de fútbol, quienes dieron positivo en clembuterol en un control de antidopaje de la Federación Mexicana de Fútbol.

Cabe recordar que los cinco jugadores mexicanos que fueron separados del plantel son: Francisco Guillermo Ochoa, Antonio Naelson ‘Sinha’, Christian ‘Hobbit’ Bermúdez, Édgar Dueñas y Francisco Javier ‘Maza’ Rodríguez.

Al respecto Dvorak indicó: “No puedo decir nada en este momento, pero lo que se sabe es que cinco jugadores dieron positivo a una alta concentración de clembuterol y otros 4 con rastros de esta misma sustancia, estamos hablando de 14 futbolistas que tuvieron contacto con esta sustancia, para mí es difícil que un equipo completo de un país como México caiga en esta falta”.

Al parecer la cantidad registrada por los otros cuatro jugadores no es referencia para haber sido considerado como positivo en algún control de doping.