Horacio Rentaría

editor@ellatino.net

SAN DIEGO.- Germán y Rosa Ruesga, es un matrimonio apasionado del fútbol sóccer latino, pero sobre todo, un verdadero dínamo que impulsa a sus hijos a practicar este bello deporte.

No hay fin de semana en el que estos dos entusiastas padres no acudan al Montgomery Waller Park, mejor conocido como El Parque ‘del Ala’, para dar su apoyo a sus hijos pero también a los pequeños que participan en la Liga Aztecs.

Marcus Ruesga es uno de los pequeños jugadores de la Dinastía Ruesga, y aunque su equipo perdió la final frente a un conjunto de mayor experiencia como es el Barcelona, Germán y Rosa no dejaron de apoyar a Aztecs Villalva, en un partido celebrado a mediados de junio pasado.

Pero además Germán Ruesga no sólo apoya a los niños que juegan en la liga sino que es entrenador asistente de dos equipos, que son dirigidos por Sergio Villalva.

Aunque reconoce que la directiva no ha mostrado el interés que se requiere para motivar a los pequeños a la práctica de este deporte, considera que los padres –como él- no dejarán de apoyarlos, y si la circunstancia así lo amerita, incluso buscarán otras ligas para conseguir sus sueños.