Servicios El Latino

editor@ellatino.net

LOS ÁNGELES – Los siete sindicatos del Sur de California del sindicato United Food and Commercial Workers lanzaron la semana pasada una respuesta a las declaraciones de los dueños los supermercados Albertsons, Ralphs y Vons.

En un comunicado el sindicato contesta las falsas acusaciones de la administración de las tiendas, por lo que la firma de un nuevo contrato permanece en pugna.

«La gestión de las reclamaciones que el sindicato tomó 42 días para las negociadores para responder a su propuesta de las prestaciones de atención de salud. Esta es una tergiversación de los hechos”, cita un comunicado del sindica.

De acuerdo al sindicato los representantes de dueños sólo accedieron a negociar con los trabajadores de supermercados 12 días de los 42 – y la mayoría de las sesiones se dedicaron a tratar una parte sobre el tema de las pensiones.

El pasado 30 de junio fecha límite federal se venció el plazo que no habría sido un problema si no la gestión de las estancadas negociaciones no hubieran alcanzado la expiración del contrato.

Según el comunicado los empleados de tiempo completo deberán pagar más de 600 dólares por mes de su salario para beneficios médicos. Lo cual fue una propuesta de la administración aumentar esta cantidad, pero la respuesta fue disminuir drásticamente los beneficios.

«Actualmente los dueños de Albertsons, Ralphs y Vons pagan menos por el cuidado de la salud de los empleados que lo que hacían hace 10 años. Literalmente, todos los aumentos en costos de atención de salud han sido asumidas exclusivamente por los trabajadores. Ninguna industria en los Estados Unidos ha disfrutado de este tipo de ‘vacaciones en costos sanitarios’, como los mercados tienen”, dice comunicado.

Asimismo, el sindicato explicó que los supermercados ganaron 5 mil millones el año pasado y pagaron 500 millones en dividendos a Wall Street y sus inversionistas, por lo que las colocan entre algunas de las empresas más rentables en Estados Unidos.

«Si las administraciones está verdaderamente preocupadas por la puntualidad en que se deben de resolver las propuestas, deberían reunirse con nosotros hasta que alcancemos un acuerdo. Ellos son los que se han estancado. Ya han pasado cuatro meses después del vencimiento de nuestro contrato que fue aprobado hace cuatro años, y aún no podemos llegar a un nuevo acuerdo», puntualizan directivos del sindicato.