Ingredientes para 1 pizza

200 g de harina de fuerza, 3 g de levadura instantánea de panadería, 1 cucharadita de sal, 15 ml de aceite de oliva y 100 ml de agua templada.

Para la salsa de tomates asados

500 g de tomates maduros, 1 cabeza de ajos, aceite de oliva virgen extra, vinagre de ejrez, orégano y sal. Además necesitaremos 50 g de mozzarella.

Tiempo de elaboración: 2 horas


Dificultad: Media

Cómo hacer

Primero mezclaremos los ingredientes de la masa y cuando sean un conglomerado no muy definido las amasaremos con la mano hasta conseguir que no se nos pegue y que además se convierta en una masa fina y elástica.

La elasticidad de la masa la podemos probar, por ejemplo, haciendo una bola y metiendo la huella dactilar, si al sacar la masa recupera su forma es que la masa está bien amasada. Si no, continuamos amasando. Dejamos fermentar hasta que doble el volumen.

Mientras hacemos la salsa de tomates asados. Horneamos durante 40 minutos a 180 ºC los tomates, limpios y partidos por la mitad, con la cabeza de ajos, un chorro de aceite de oliva virgen extra, otro chorro de vinagre de jerez y un poco de sal y orégano.

Después trituramos los tomates sin el jugo que hayan soltado y con dos o tres ajos asados. Y ponemos a reducir sobre el fuego en un cazo.

Cuando la pizza haya leudado. Formamos, estiramos bien, ponemos la salsa de tomate encima y el queso. Horneamos a 210 ºC durante unos 13 minutos.