Servicios El Latino

editor@ellatino.net

BOGOTA, COLOMBIA.- México echó a perder ‘la fiesta’ que los colombianos tenían preprada y abrió el camino para llegar al campeonato del Mundial Sub 20. La noche deL sábado 13 de agosto, los tricolores fueron gigantes dentro de la cancha y con el mejor segundo tiempo que han tenido durante la justa, acabaron con la fiesta de Colombia, y lo hicieron en su casa, ante más de 35 mil almas amarillas.

México eliminó con autoridad al gran favorito y ahora espera en la Semifinal a Brasil o España, pero luego de echar al anfitrión, los tricolores están listos para cualquier rival en la la siguiente ronda.

La selección de Colombia salió dispuesta a comerse a México, los primeros 10 minutos del partido fueron de terror para el tricolor, que aguantó con gran personalidad cada ataque del equipo de casa.

Tras la avalancha amarilla, el Tri se adueñó de la pelota y logró llevar el juego al terreno opuesto. A pesar de tener el control, Colombia provocó algunas jugadas de peligro, pero el portero mexicano, Antonio Rodriguez, resolvió de buena manera.

La fiesta en el Nemesio Camacho no contemplaba que once guerreros mexicanos pudieran silenciar a todo el país cafetero.

La presión de los colombianos por ganar en casa le abrió al tricolor la oportunidad de adelantarse en el marcador; al minuto 36, y luego del ingreso de Edson Rivera por Alan Pulido, el defensa Juan Cabezas sujetó a Diego Reyes en el área, lo que el

árbitro decretó como penalti a favor del

Tri. Érick Torres, el más joven del equipo mexicano, tomó el balón como lo hizo en la serie ante Camerún, se paró en el punto penal con tal seguridad que a pesar de que su ejecución no fue la mejor, el balón se anidó en la red, esto a pesar de un ligero desvío de Cristian Bonilla.

El silencio en El Campín fue sepulcral, el gol apagó a todas las almas en el inmueble y comenzó a marcar el camino del partido, que se fue al descanso con la ventaja mexicana.

Con más fortuna que futbol, Colombia encontró el gol del empate al minuto 60, cuando Duván Zapata sacó disparo desde tres cuartos de cancha, el esférico no llevaba mayor peligro pero Rodríguez le entró mal al balón y se le fue por en medio de las piernas, lo que provocó la locura en el estadio.

Todo Colombia soñaba con una nueva remontada, pero en su afán por ganar el cuadro local dejó espacios, y México liquido el partido; ocho minutos después del empate, Edson Rivera respondió con un cabezazo certero dentro del área, que Bonilla no pudo detener.

Los espacios se hicierno enormes para la delantera mexicana, que al 88’ sepultó a los cafeteros. Rivera se fabricó una jugada entre los defensa colombianos y con un disparo potente venció de nuevo a Bonilla, quien no pudo detener el tiro del mexicano.

La fiesta en Colombia se acabó para la selección anfitriona, pero el Mundial sigue y México, en semifinales, jugaría el el miércoles 17 de agosto contra Brasil, que venció a España en serie de penales.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.