BALTIMORE, MD.- El índice de pobreza aumentó en un 18% entre los niños y familias estadounidenses de bajos ingresos en la década comprendida entre el 2000 y 2009, lo que les representa un retroceso a la condición económica que padecía la población en la década de los 90’s.

Este aumento significa que 2.4 millones están viviendo por debajo de la línea de pobreza demarcada por el gobierno federal y para el 2010, el 11 por ciento de los niños tenían al menos a un padre o madre sin empleo, y el 4 por ciento es impactado por las ejecuciones hipotecarias desde el 2007. Así lo confirmó una compilación de datos efectuada por investigadores de la Fundación Annie E. Casey y publicada en su texto anual: Libro de Datos KID COUNT.

De acuerdo con el estudio, “en el 2009, el 42 por ciento de los niños de nuestro país, (31 millones) vivían con sus familias con ingresos dos veces por debajo de la línea de pobreza fijada por el gobierno federal, o $43,512 anuales para una familia de cuatro, la cantidad mínima que una familia de cuatro miembros requiere para cubrir sus gastos básicos”.

Para Laura Speer, subdirectora de Reforma Política y Datos de la Fundación Casey. “la reciente recesión ha eliminado muchas de las ganancias económicas para los niños que se registraron a fines de lo. s años 90’s”.

“Casi 8 millones de niños vivían, entonces”, agregó, “por lo menos con un padre que estaba buscando que estaba buscando empleo activamente, pero que estaba desempleado en 2010”. Esto representa el doble de la cifra registrada en 2007, tan sólo 3 años antes”, subrayó.

Speer

Mas datos

El Libro de Datos también provee la información más reciente sobre 10 medidas clave del bienestar de los niños, que la Fundación ha venido siguiendo en los últimos veinte años. Desde 2000:

• Cinco áreas han mejorado: la tasa de mortalidad infantil, la tasa de mortalidad de menores de 14 años, la tasa de mortalidad en adolescentes, la tasa de natalidad en adolescentes, y el porcentaje de adolescentes que no asisten a la escuela y que no se gradúan de la escuela secundaria.

• Tres áreas han empeorado: el porcentaje de bebés con bajo peso al nacer, la tasa de pobreza infantil y el porcentaje de niños que viven en familias monoparentales.

• Dos áreas no se pueden comparar: los cambios hechos al cuestionario de 2008 de la Encuesta de Comunidades Americanas (ACS por sus siglas en inglés) sobre el empleo, afectaron a la capacidad para seguir las tendencias en el porcentaje de adolescentes que no asisten a la escuela ni están trabajando, y el porcentaje de niños que viven en familias en las que ninguno de los padres trabaja a tiempo completo durante todo el año. Aunque no se pueden hacer comparaciones hasta el 2000, ambos indicadores empeoraron entre 2008 y 2009.