Servicios El Latino

editor@ellatino.net

1 en cada 6 residentes estadounidenses (49 millones) están viviendo actualmente en núcleos familiares identificados como inseguros, pero las mayores tasas corresponden a Latinos y Afroamericanos, revela un estudio del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

En un reporte emitido por la agencia federal se afirma que “los nuevos hallazgos encontrados por USDA son perturbadores. Es muy inquietante que tantos Americanos luchen diariamente por encontrar suficientes alimentos nutritivos para alimentar a sus familias”, afirma el reporte. Y Vicki Escarra, presidente y CEO de la organización no lucrativa Feeding America (Alimentando América) remata: “pero es también particularmente motivo de preocupación que los Latinos y Afroamericanos sean tan deproporcionadamente afectados”.

Escarra agregó que “nuestra Nación debe hacer todo lo posible por ayudar a poner fin a estas desigualdades. Debemos asegurar que todos los Americanos, especialmente nuestros niños, estén propiamente nutridos, de forma que podamos alcanzar vidas productivas, saludables y felices”. Al reiterar que se encontraron alarmantes tasas de inseguridad alimenticia entre las minorías, en el estudio efectuado por Feeding America se advierte que los índices alimenticios fueron más bajos entre las familias Latinas que el promedio nacional:

Más del 26 por ciento de las familias hispanas contra cerca del 15 por ciento del resto de ‘households’ (familias).

Se indica asimismo que 1 de cada 4 Latinos, 28 por ciento, o 13 millones, se encuentran en riesgo de hambre. Y cerca de un tercio de los niños Latinos, 32 por ciento, o 5 millones, están viviendo en familias con escasez o inseguridad alimenticia. “Las familias hispanas continúan entre los Americanos más proclives a lidear con la inseguridad alimenticia y el hambre”, aseguró Janet Murguía, presidente y CEO de the National Council of La Raza (NCLR, Concilio Nacional de la Raza), la mayor organización Latina de derechos civiles y abogacía en los Estados Unidos.

Murguía agregó que “es vital que mejoremos el acceso a la salud alimenticia y los esfuerzos a los programas de asistencias nutricionales tales como SNAP y WIC”. La presidenta de NCLR dijo que, sin embargo, que en el largo plazo nosotros también necesitamos de políticas integrales que orienten los factores económicos y ambientales que causan inseguridad alimenticia en la comunidad Latina”.

También entre los Afroamericano. Por lo que se refiere a los Afroamericanos la tasa de inseguridad o escasez alimenticia es tan baja como la población Latina, con aproximadamente el 25 por ciento, una tasa similar a la reportada en el 2010, sostiene la investigación del Departamento de Agricultura estadounidense.

Indica que 1 en cada 4 Afroamericanos, 27 por ciento, o 10 millones están en riesgo de padecer hambre y más un tercio de los niños de esta raza, 3.7 millones, están viviendo en familias en inseguridad o escasez alimenticia.

El reporte recién liberado por USDA muestra que un elevado número de Afro-Americanos “no tienen consistente acceso a las tres comidas diarias. Esta es una situación que debe camb iar, porque no podemos que tantas personas en la Nación vivan sin alimentos suficientes y una vida productiva y saludable”, concluye Tavis Smiley, un popular hombre del espectáculo de televisión y filántropo.

El reporte de USDA destaca asimismo que esta desigualdad, que perjudica especialmente a Latinos y Afroamericanos, ha aumentado con el desempleo, que es de 15.8 por ciento entre los Afroamericanos, 13 por ciento entre los Latinos y 8.5 por ciento entre los blancos. Desde que los datos del estudio fueron colectados, el desempleo ha decrecido en un 8 y 11.3 por ciento entre Latinos y Blancos (Angloamericanos), Para mayor información respecto al reporte consulte:http://www.feedingamerica.org