Servicios El Latino

editor@ellatino.net

El Día de Muertos es una celebración mexicana de origen prehispánico que honra a los Fieles Difuntos el 2 de noviembre, comienza el 1ro de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas a “Los Muertos Chiquitos” (Los que murieron siendo niños y, por tanto, considerados como inocentes) o Todos Los Santos.

Sin embargo, en la práctica la celebración de Todos Los Santos y Fieles Difuntos se han mezclado con la conmemoración de El Día de Muertos y en estos dos días se llevan a cabo los rituales para rendir culto a los antepasados.

Es el tiempo, de acuerdo con la tradición, en el que las almas de los parientes fallecidos regresan a casa para convivir y para nutrirse de la esencia que les ofrece en los altares domésticos.

Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México son anteriores a la llegada de los españoles, pues hay registro de celebraciones en las etnias Mexica, Maya, Purépecha y Totonaca. Los rituales que celebran la vida de los ancestros se realizan en estas civilizaciones por lo menos desde hace tres mil años. En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento.

El festival que se convirtió en el Día de Muertos se conmemoraba el noveno mes del calendario solar mexica, cerca del inicio de agosto, y se celebraba durante un mes completo. Las festividades eran presididas por la diosa Mictecaihuatl, conocida como la “Dama de la Muerte” (actualmente relacionada con “La Catrina”, personaje de José Guadalupe Posada y esposa de Mictlantecuchti, (Señor de la Tierra de los Muertos).

En Estados Unidos, como es sabido la celebraciones del Día de Muertos es antecedida por la del Halloween o Fiesta de Brujas, y aunque esta última ha sido adoptada por los más jóvenes, muchas familias celebran ambos, pese a que sus raíces son totalmente contrastantes.

Tal es el caso de la señora Debora Lizárraga, quien reside en la calle de Larkhaven Dr. , quien año con año conmemora ambas costumbres, decorando su casa con motivos propios de estas costumbres.