(EFE).- La niña hispana, desaparecida desde el pasado viernes en Georgia y cuyo cadáver fue encontrado ayer, murió de un golpe en la cabeza y varias puñaladas, de acuerdo con los resultados de la autopsia anunciada hoy.

De acuerdo con el director de la Oficina de Investigaciones de Georgia (GBI) la menor fue además abusada sexualmente.

Jorelys Rivera, de siete años y de origen puertorriqueño, desapareció el viernes por la tarde mientras se encontraba en el área de juego del complejo de apartamentos en el que vivía junto a su mamá y hermanos en Canton, Georgia.

Las autoridades encontraron ayer al medio día el cuerpo sin vida de la menor en un contenedor de basura del complejo de apartamentos en el que residía con señas de haber sido golpeada y abusada sexualmente.

El funcionario señaló que también encontraron lo que parecen ser manchas de sangre en un apartamento vacío en el mismo complejo las cuales están siendo analizadas.

Las autoridades no han arrestado a nadie y hasta ahora no han identificado a ningún sospechoso del crimen, aunque desde el fin de semana estaban investigando a varios convictos por crímenes sexuales que residen en el residencial y en zonas aledañas.

Los otros dos menores de la familia se encuentran desde el fin de semana bajo custodia de la División de Servicios para la Familia y los Niños (DFCS) después de que las autoridades determinaran que no estaban siendo bien cuidados.

¡No se quede fuera!

Manténgase informado; reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.