La directora del hondureño Centro de Atención al Migrante Retornado, Valdette Willeman, dijo a los periodistas que 22.832 fueron deportados de Estados Unidos por vía aérea, mientras que el resto de México, por tierra.

El 98 % de los deportados de EE.UU. son hombres, indicó Willeman, quien además señaló que la cifra es mayor en unos 422 con respecto a 2010, cuando fueron regresados 22.410.

Los últimos hondureños deportados este año de Estados Unidos fueron 63, quienes llegaron el viernes en un avión fletado por el Servicio de Inmigración de aquel país, que por lo general hace tres vuelos por semana, según dijo Willeman.

En 2010 la cifra de deportados de Estados Unidos y México fue de 46.000.

Organismos de derechos humanos calculan que unos 100 hondureños salen diariamente del país con destino a Estados Unidos, de los que muchos no logran pasar de México.

Según la Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras, un poco más de un millón de ciudadanos de este país viven en Estados Unidos, entre residentes legales e indocumentados, que anualmente envían remesas familiares que superan los 2.300 millones de dólares.

Otra cantidad menor vive en México, Centroamérica, España e Italia, entre otros países.