Servicios El Latino

editor@ellatino.net

RAMONA.- Una multa por $100 mil dólares fue aplicada al hijo del famoso actor Ryan O’Neal, Griffin O’Neal, quien no cumplió su obligación legal de comparecer ante una Corte del Condado de San Diego.

Griffin sería sentenciado por lesiones causadas a su esposa quien resultó lesionada cuando había tratado de evitar que Griffin chocara y este último la habría golpeado.

El hijo de Ryan admitió que manejaba drogado cuando ocurrió el incidente el pasado Año Nuevo, cuando se dirigía a su casa en Ramona.

La Juez Eugenia Eyherabide dijo al abogado defensor Heather Boxeth que no había una justificación válida para que su cliente no se hubiera presentado a responder por su proceder.

Pero Heather le respondió que Griffin O’Neal sabía que la sentencia iba a ser pospuesta debido a que Boxeth no recibió el reporte sobre la presentación de pruebas a tiempo, y por lo tanto, no se podía preparar la defensa.

Griffin ya había tenido líos con la justicia hace cinco años, pero la juez Eyherabide externó que de entonces a la fecha no se había visto involucrado en un hecho delitictivo, hasta la fecha.

Sin embargo la Fiscal de Distrito, Vanessa Duvall demandó que se appliqué a Griffin una fianza por $250,000, argumentando que O’Neal empujó a su esposa fuera del caminó en un intento por seguir bebiendo y manejar el vehículo.

Por lo pronto, Griffin ha sido acusado con un delito menor por violencia domestica y manejar bajo la influencia del alcohol, causando lesiones a su esposa.

Ryan O’Neal alcanzó notoriedad pública como actor con el famoso filme ‘Love Story’ (Historia de Amor), que protagonizara con Ali McGraw, en una cinta realizada en 1970, del libro ‘best-seller’ escrito por Erich Segel, en película dirigida por Artur Hiller.