Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatino.net

SAN DIEGO El ex superintendente del Distrito Escolar de Sweetwater Jesús Gándara, los miembros de la Junta Directiva del mismo, Peral Quiñones y Arlie Ricasa, Greg Sandoval, y el contratista conocido como ‘Henry El Amigable’ quedaron formalmente arraigados.

Los cinco implicados por la Procuraduría de Distrito del Condado de San Diego en un presunto caso de corrupción en perjuicio del Distrito Escolar, tendrán que presentarse durante la primera audiencia preeliminar de lectura de cargos, el próximo 23 de marzo.

Gandara y los otros cuatro acusados se presentaron acompañados con sus abogados, y se declararon inocentes de los cargos que se les imputan.

Grandara, Sandoval, Quiñones y Ricasa son acusados de perjurio, llenar documentos falsos y otros cargos, mientras que ‘Henry Amigable es cargado por haber dado u ofrecido un soborno.

Ante el juez Michael Smith, los cinco implicados levantaron su mano de derecha y asintieron ante la orden de arraigo dictada por el instructor.

De acuerdo con la Procuradura de Distrito Bonnie Dumanis, estos actos de presumible corrupción ocurrieron del 2008 al 2011, tiempo en el que según la acusación, los indiciados habrían sido beneficiados “con regalos, boletos para acudir a eventos deportivos (para juegos de los Lakers de Los Angeles) y espectáculos (el Rose Bowl), comer en restaurantes, viajar en avión (viaje a Napa Valley), etcétera”.

¿Motivaciones político-electorales?

Cabe destacar que durante la conferencia de prensa donde la Procuradora Dumanis ‘destapó’, un reportero le cuestionó si la acusación no tenía tintes políticos y electorales al ser candidata a la alcaldía por San Diego, a la que la funcionaria respondió que la consideraba una pregunta ofensiva “y es todo lo que tengo que responderle”.

Un maestro retirado de Sweetwater High School District y uno de los cinco que iniciaron la investigación criminal, Frank Birman, sostuvo fuera de la Corte: “pasamos cerca de un año buscando que nos escucharan, y que estaban haciendo las cosas mal, y debido a la falta de respuesta a nuestra advertencia, sentimos que teníamos que hacer algo”.

Cabe destacar que dentro de los juicios que se llevaron a cabo el viernes 13 de enero en los departamentos de la Corte Superior de San Diego, este caso llamó abrumadoramente la atención del pública. Ello fue a tal punto evidente que el lugar tuvo que ser cambiado a un Departamento donde pudiera dar cabida al casi centenar de personas que acudieron.

Fue notaria las expresión de tristeza y desencajo en la excandidata a la Asamblea de California, Peral Quiñones; las muestras “de amor” patentizadas en los prendedores de familiares y amigos de Arlie Ricasa, y la seriedad que denotaban Jesús Gandara, Greg Sandoval (un exmiembro de la junta del Distrito por 16 años) y ‘Henry El Amigable’.

Continúan ‘brotando’ escándalos

Por si todo lo mencionado fuera poca cosa, el superintendente del Distrito Escolar de Sweetwater, Ed Brand, confirmó que se sigue otra investigación sobre un supuesto caso de corrupción en que habrían incurrido empleados de la cafetería, sin mencionar más detalles.

Brand regresó de años de su retiro de Sweetwater en 2006, para asumir el cargo como superintendente interino y ha asumido su papel demandando “una profunda investigación” en ambos casos.