Servicios El Latino

editor@ellatino.net

Sin importar que el sargento Frank Wuterich, de 31 años de edad, haya formado parte del escuadrón de la Marina estadounidense que participaron en la muerte de 24 civiles iraquíes en 2005, la corte militar decidió aceptar sus ‘disculpas’ y sólo le redujo de rango.

“Las palabras no pueden expresar mi tristeza por la pérdida de sus seres queridos”, dijo Wuterich al escuchar su sentencia, dirigiéndose a miembros de familias Iraquíes asesinados en el pueblo de Haditha.

“Yo sé que no hay nada que yo pueda decir para aliviar su dolor”, dijo. “Deseo garantizar que en ese día, nunca fue mi intención lastimarte a tí o a tu familia, y yo sé que ustedes son las verdaderas víctimas de los hechos ocurridos el 19 de noviembre del 2005”.

Wuterich, de 31 años de edad, fue sentenciado a una reducción en rango un día después de que aceptara su culpabilidad a un acto de negligencia en su rol de responsabilidad en las muertes de Haditha. La aceptación de haber actuado con negligencia la hizo en medio de la corte marcial en Camp Pendleton.

El juez militar y teniente coronel David Jones, ordenó a Wuterich servir 90 días en prisión, pero su resolución fue dejada de lado bajo el acuerdo, aún cuando el Fiscal Militar, teniente Sean Sullivan pidió el máximo castigo para Wuterich: 90 días en arresto más la reducción del rango y suspensión del salario.

La sentencia finalizó el mayor caso criminal en la historia de Estados Unidos las tropas empleadas en la Guerra de Irak.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.