Los Ángeles, 15 feb (EFE).- Padres de estudiantes de la escuela elemental Miramonte de Los Ángeles, afectada por recientes acusaciones de abuso sexual, siguen buscando garantías para acudir ante las autoridades sin ser denunciados ante Inmigración.

Un grupo de padres de algunos de los estudiantes posibles víctimas de abuso sexual, sostendrá hoy al final de la tarde una reunión privada con el Fiscal de Distrito para discutir una opción que les permita acudir a las autoridades sin que sufran el riesgo de ser deportados por su estatus migratorio.

«Queremos asegurarnos que no se les deje desprotegidos por su condición de inmigrantes luego de presentar la información», dijo hoy a Efe Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), que ha solicitado protección para los padres indocumentados.

Según señaló CHIRLA, la única garantía confiable para que los testigos indocumentados acudan a las autoridades es que reciban la Visa U -establecida para inmigrantes que son víctimas de ciertos delitos- «y hasta el momento eso no es seguro».

Los cerca de 1.500 padres de familia de Miramonte recibieron el viernes una carta en inglés y en español del alguacil de Los Ángeles, Lee Baca, donde se les pide presentar pruebas ante las autoridades y se les asegura que ninguna información personal será compartida con las autoridades de inmigración.

«No preguntaremos sobre su estatus migratorio ni sobre el de nadie, y ninguna información será compartida con las autoridades de inmigración», afirmó Baca en la comunicación en la que también se invitaba a utilizar el sistema de denuncias telefónicas o electrónicas anónimas como otra alternativa.

Sin embargo, los padres indocumentados no están satisfechos con la garantía del Alguacil y buscan que el caso les abra la puerta para una visa de residencia permanente en el país, según indicaron los abogados James Owens y Jessica Domínguez quienes ya presentaron ocho demandas contra el distrito escolar.

Todavía hoy, un grupo de padres de familia continuó haciéndose presente con carteles a la entrada de la escuela, pidiendo el regreso de los profesores que la semana pasada fueron reemplazados completamente por nuevo personal.EFE

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.