ESCONDIDO.- Don Guillermo Muñoz es un hombre de más de 80 años que llegó a esta comunidad con dos amores: su familia y su cariño por la charrería.

Pero don Guillermo como cientos de latinos que aman este deporte se encuentran ahora entre la espada y la pared por la falta de sensibilidad del gobierno municipal de Escondido.

Benjamín Cuevas, presidente de la Asociación de Charros de Escondido, recordó que primero fué la amenaza de quitarles el predio donde hasta ahora –y desde hace cerca de cuatro décadas- practican la suerte charra, con el supuesto de que se construiría un estadio patrocinado para los Padres de San Diego.

Indicó que hace año y medio, en que surgió esta propuesta, el alcalde Sam Abed afirmó que se requerían 18 acres para este proyecto. Al final, el plan fracasaría, ante la eliminación de las agencias de redesarrollo, y no se llevaría a cabo.

Pero la idea del alcalde Abed, al que muchos de los miembros de la asociación y habitantes de Escondido, identifican como a un hombre que no tiene precisamente simpatía hacia los latinos y sus costumbres, sigue en pie.

Ahora, indicó, Cuevas, tiene un nuevo proyecto: construir en el terreno de 1.5 acres (localizado en 3410 E.Valley Parkway), y el cual ha sido rentado por la asociación desde 1972, y la ciudad planea reubicar en este sitio sus servicios de distribución de agua, todo incluido dentro de una propuesta para construir un parque industrial.

Benjamín Cuevas dijo que tratando de ser lo más objetivo posible, la postura del alcalde Sam Abed podría calificarla “por decir lo menos como una política difícil para con los hispanos”.

Recordó que la ordenanza propuesta hace cinco años por el actual alcalde Abed, y que hacia un delito el rentar viviendas a los inmigrantes indocumentados la cual fue rechazada por un juez federal, evidencian lo controversial que ha sido estas medidas.

Pero “no importa que pase con el Major (alcalde) lo importante es que pase con la comunidad”, dijo.

Coinciden grupos en apoyar permanencia del Lienzo Charro

Por su lado, Sergio Contreras, expresidente de la asociación y un Marino retirado, indicó que para los charros de Escondido es fundamental la defensa que de ellos vienen haciendo 5 grupos programados para hablar con los miembros del Concilio de la ciudad.

Dijo que aunque entre los latinos prevalece el sentimiento de que las autoridades deben apoyar la permanencia de la charrería, una tradición que forma parte de la cultura y costumbres de los latinos, en reciente charla que tuvo con el alcalde Sam Abed y la regidora Marie Waldron, observó que no tienen simpatía hacia los latinos. “Aunque en un principio Abde nos hizo creer eso; ahora vemos que no fue así”, dijo al ser entrevistado, vía telefónica.

Cabe recordar que en Escondido cerca del 60 por ciento de la población son de origen latino y más del 90 por ciento, mexicanos, con gran tradición en la cultura de la práctica de la charrería.

Horacio Renteria

Ellatinoonline.com

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.