SAN DIEGO.- El reconocimiento de culpabilidad del llamado ‘Henry El Amigable’ en el escándalo de Sweetwater School Union District, dejó prácticamente sin argumentos a la defensa de los cuatro implicados en el caso de presunta corrupción.

Como se recuerda, el 24 de enero pasado, el exsuperintendente del Distrito Jesús Gándara, Arlié Ricasa, Peral Quiñones (aún miembros de la junta directiva) y el exintegrante de la misma, Greg Sandoval, quedaron bajo arraigo y se declararon no culpables a 17 cargos que les imputa la Procuraduría de Distrito del Condado de San Diego.

En lo general, los cuatro mencionados son acusados de perjurio, llenar documentos falsos y otros cargos, mientras “El Amigable” de haber ofrecido sobornos (regalos y boletos para comer en restaurantes, viajar en avión y haber acudido a eventos deportivos).

Pero ahora, en lo que fue interpretada como un acuerdo negociado anticipada con la Fiscalía de Distrito, Henry ‘El Amigable’ ‘madrugó’ el miércoles 21 de marzo, y por la tarde, ante el juez Michael Smyth cambió su declaración y aceptó haber ofrecido sobornos a los funcionarios y exfuncionarios ahora implicados.

Con su aceptación de culpabilidad, ‘El Amigable’, un exgerente de la compañía constructora Seville Construction Services y supervisor de obras para El Distrito Escolar Union High de Swetwater y Southwestern Collage, logró que se caso fuera considerado como ‘misdemeanor’, con lo que su castigo se reduce a una multa a un máximo de seis meses de prisión.

Ahora, Henry ‘El Amigable’ será sentenciado el próximo 22 de junio, mientras que los otros cuatro implicados tendrán audiencia el 11 de mayo, cuando se definirá la fecha de inicio del juicio.

Cabe destacar que aunque, en principio, los abogados defensores llegaron aparentemente tranquilos al edificio de la Corte Superior de San Diego, al reunirse en privado con el juez Smyth confirmaron que sus clientes se encuentran en serios aprietos, ante la implicación de haber incurrido en prácticas de corrupción, que les formula la Fiscalía de Distrito.

De resultar convictos, los implicados podrán enfrentar una penalidad que va de los 6 meses a los 7 años de prisión.

Otros dos implicados

Por si todo ello fuera poco, la Fiscalía de Distrito del Condado de San Diego confirmó el arraigo la tarde del lunes 26 de marzo de Nicholas Alioto (46 años), un exvicepresidente de Negocios del Southwestern College, y el arquitecto Paul Bunton (53), cuya firma ganó el contrato por $5.3 millones para las obras de construcción que se llevan a cabo en el SWC.

Al igual que ocurre en el caso de los indiciados de Sweetwater School Union District, el problema que enfrenta Alioto es que se declaró no culpable, mientras Bunton aceptó su responsabilidad a las acusaciones de perjurio, llenar documentos falsos y conflicto de intereses.

Por lo pronto, al igual que ocurrió con Henry ‘El Amigable’ el haber ‘cooperado’ con la Fiscalía su cargo se redujo a ‘misdmeanor’ con una multa a una sentencia máxima de seis meses de prisión.

Nicholas Alioto, sin embargo, según un comunicado emitido por la Fiscalía de Distrito, de ser convicto, podría enfrentar una penalidad máxima a 4 años y medio de prisión.

Horacio Renteria

Ellatinoonline.com

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.