Las ventas de casas usadas en Estados Unidos bajaron 0.9 por ciento en febrero pasado, respecto al mes precedente; sin embargo reflejaron el mejor inicio del año desde que la burbuja inmobiliaria explotó, informó la Asociación Nacional de Bienes Raíces (NAR).

El organismo reportó, asimismo, que las ventas de vivienda usada en febrero bajaron a 4.59 millones frente a la cifra revisada de 4.63 millones de enero, considerados como los mejores niveles para los dos primeros meses en cinco años. Agregó que en comparación con febrero de 2011, las ventas aumentaron 8.8 por ciento durante el mismo mes de este año.

“El mercado está creciendo de manera desigual con un poder adquisitivo récord a la alta y un aumento sostenido en el empleo que le da al comprador la confianza que necesita para comprar”, estimó el economista en jefe de la NAR, Lawrence Yun.

El precio promedio para las casas usadas aumentó 0.3 por ciento para ubicarse en 156 mil dólares en comparación al mismo período del año pasado. Los precios de las propiedades por lo general son más bajos en invierno debido a que menos familias se cambian de casa durante el año escolar, por lo que las ventas disminuyen en esa época del año.

Los inventarios de casas usadas aumentaron 4.3 por ciento a 2.3 millones, que con la tendencia actual, tomarían 6.4 meses venderlas. Los inventarios típicamente aumentan entre febrero y los meses de verano cuando el mercado alcanza su punto más alto del año.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com