El origen del concepto nace con la familia

La palabra hogar se usa para designar a un lugar donde un individuo o grupo habita, creando en ellos la sensación de seguridad y calma. En esta sensación se diferencia del concepto de casa, que sencillamente se refiere a la vivienda física. La palabra hogar proviene del lugar en el que se reunía, en el pasado, la familia a encender el fuego para calentarse y alimentarse. Se aplica también a todas aquellas instituciones residenciales que buscan crear un ambiente hogareño, por ejemplo: hogares de retiros, hogares de crianza, etc.

Etimología o raiz del concepto

El término hogar tiene una etimología curiosa, derivado del latín «focus» – «hogar» (como lugar en la casa donde se prepara el fuego) que luego viene extendido a referirse a la casa misma o a la familia que habita en ella.

El tema se remonta a los principios de la cultura occidental. El culto al fuego era uno de los primeros y más importantes de los antepasados griegos y latinos, y de muchos pueblos indoeuropeos. Y en cada casa había siempre literalmente una hoguera; un brasero, una llama viva que era presencia sagrada , según se puede deducir de los registros históricos . Solía estar en el centro o la entrada de cada casa, probablemente signo de pureza, vida y protección.

La familia, por rezones tradicionales, y quizás en principio también por rezones de necesidad física de luz y calor, se congregaban en torno a él. En relación a ese fuego familiar se encontraba la Diosa Estía entre los Griegos (y Vesta-Cibeles entre los latinos o romanos). De hecho, en Grecia, para denominar a la familia, se conservaba la palabra epiestía, es decir, “en torno al hogar’.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.