LONDRES — Los clavados mexicanos buscan una actuación histórica. Sólo una vez esta disciplina había ganado dos medallas en los mismos Juegos Olímpicos. No sucedía desde que Joaquín Capilla ganó pro y bronce en 1956. Pero México quiere más.

Las mexicanas Paola Espinosa, quien hoy cumplió 26 años, y Alejandra Orozco, una quinceañera con temple de adulto, siguieron el mismo guión de éxito que Germán Sánchez e Iván García.

Comenzaron igual que ayer en los clavados obligatorios. Último lugar en la primera ronda, a 2.60 puntos de las inglesas e incluso detrás de Malasia, el nuevo invitado de los clavados olímpicos.

Segundo salto: Paola y Alejandra se colocaron en séptimo, todavía a casi siete puntos del primer lugar.

Mientras más difícil todo funcionó mejor, el tercer clavado, tres y media. Con un solo clavado, las mexicanas saltaron del séptimo al segundo En el clavado de 3.3, el de mayor dificultad Alejandra soltó un poco las piernas y los jueces castigaron hasta con un seis, pero las canadienses, que disputaban segundo lugar fallaron también. Llegaron a la última ronda seis puntos por encima de las canadienses para la plata. Ya no iban a dejar ir ese lugar.

Llegaron al quinto con ventaja, pero con mucha presión, un escenario que Paola conoce bien, pero que Alejandra, apenas de 15 años, manejó con la misma tranquilidad que ella. Cayeron con ochos. Sólo faltaba esperar. Y la espera dio resultados. Una nueva plata. Los clavados alcanzan al boxeo como la disciplina olímpica más exitosa de México.

Cortesía ESPN en español

Ellatinoonline.com

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.