por Katharine Ann Díaz

Después de haber votado, ¿porta usted con orgullo su calcomanía “Yo voté”? En el trabajo o en los quehaceres, ¿busca a ver quién más porta una calcomanía? Felicidades, usted es un ciudadano estadounidense con conciencia que ejerce su derecho a votar.

Y usted es el candidato ideal para hacer uso de su entusiasmo y motivar a los demás a votar también.

Según la Secretaria de Estado de California, Debra Bowen, el asombroso número de 6.5 millones de californianos que pueden votar ni siquiera están registrados. Es el mismo número de personas que en doce de los estados con menos votantes combinados. Además, el Public Policy Institute de California reporta que de todos los votantes no registrados en California, el 23 por ciento son blancos el 59 por ciento son latinos.

Una democracia, como la que disfrutamos en Estados Unidos, se construye a base de que cada ciudadano cuenta con una voz en las elecciones nacionales y locales—desde elegir al presidente de nuestra nación hasta determinar quiénes serán los servidores públicos electos. Como votante en California, usted también tiene una voz respecto a las leyes y las propuestas que pueden afectar la calidad de la educación en las escuelas, que protegen a los trabajadores y que garantizan los derechos para las comunidades poco representadas, entre éstas la de los latinos.

Algunos podrían preguntarse, “¿Qué importa mi voto? Sólo soy una persona”. Sí, una persona significa un voto. Si su comunidad no vota, votantes en otras comunidades deciden sobre el destino de usted. ¡Ellos son los que determinan las elecciones!

¿Cómo puede usted ayudar? Este año de elecciones, haga el compromiso de motivar al menos a tres personas a que se registren para votar.

Se les puede ayudar de las siguientes maneras:

  • Dígales que pueden conseguir una solicitud para registrarse en papel en la biblioteca, en las oficinas del Department of Motor Vehicles, en las oficinas de correos o en cualquier oficina de elecciones del condado.

  • Enfatice lo importante que es que el formato tenga el sello postal o que sea entregado en la oficina de elecciones del condado a más tardar el 22 de octubre.

  • O enseñe cómo registrarse en línea al visitar: https://rtv.sos.ca.gov/elections/register-to-vote. Ahora es más fácil que nunca, y la información también está disponible en español.

  • Explique que también se puede votar por correo. De esta manera, tienen tiempo para considerar los asuntos con cuidado y para votar en su propia casa. Es imperativo que envíen la balota antes de la fecha límite marcada.

  • En noviembre, recuerde a sus amigos que el día de elecciones es el 6 de noviembre.

  • Ayúdelos a encontrar su casilla correspondiente.

  • Y asegúrese de avisarles que quiere verlos portando su calcomanía “Yo voté” después de las elecciones.

National Nurses United patrocina este artículo.

Katharine A. Díaz es una escritora basada en Los Ángeles quien se enfoca en los asuntos de latinos. Es la antigua editora de la revista Hispanic, y su primer libro de recetas, Sabores Yucatecos: A Culinary Tour of the Yucatán (WPR Books: Comida, 2012), se publicó a principios de este año.